Skip to main content

Conozca a Joel Minor, el hijo de un obrero petrolero, ahora está enfrentando a las industrias de gas y petróleo

Casi llegando a las Montañas Rocosas, plataformas y campos petroleros rodean la ciudad de Lafayette, Colorado. Aquí la contaminación ambiental ha elevado los casos de asma y enfermedades respiratorias por encima del promedio regional. Aquí creció Joel Minor, abogado de Earthjustice.

Con sólo dos años en Earthjustice, el abogado Joel Minor ha ayudado a ganar importantes casos contra las industrias de gas y petróleo.

Con sólo dos años en Earthjustice, el abogado Joel Minor ha ayudado a ganar importantes casos contra las industrias de gas y petróleo.

MATT NAGER FOR EARTHJUSTICE

Casi llegando a las Montañas Rocosas, plataformas y campos petroleros rodean la ciudad de Lafayette, Colorado. Aquí la contaminación ambiental ha elevado los casos de asma y enfermedades respiratorias por encima del promedio regional.

Aquí creció Joel Minor, abogado de Earthjustice.

De niño Minor escuchó a su padre, un obrero ocasional en los campos petrolíferos, contarle historias sobre compañeros de trabajo que severamente se lesionaban en el trabajo. Hasta su padre renunció cuando un horrible accidente lo dejó inconsciente de un golpe y dañó seriamente a un compañero.

En la secundaria Minor fue testigo de cómo su abuela y su tía luchaban contra un molino de uranio que quería almacenar desechos radiactivos en Cañon City. Y a medida que creció, vio cómo el auge del fracking cerca de Lafayette empezaba a afectar la salud de su comunidad, especialmente la de su madre y su abuelo, que sufrían problemas respiratorios.

Determinado a no trabajar para la industria petrolera —como sucedió con muchos de sus amigos—, Minor comenzó a estudiar Ciencias Ambientales y Derecho.

"Quería ayudar a las comunidades afectadas por el desarrollo energético en Colorado", dice.

¡ACTÚE YA! No deje que la Administración Trump quite las protecciones contra el fracking en zonas públicas. Envíe su comentario al Bureau of Land Management.

Tras graduarse de Colorado College, Minor fue aceptado en Stanford, California, donde recibió una maestría en Medio Ambiente y Recursos y un título en Derecho.

Desde su comienzo en Earthjustice, en octubre de 2015, Minor ha manejado varios casos contra la siempre contaminante industria del gas y del petróleo, ayudando a conseguir dos victorias.

La primera fue cuando él y el abogado de Earthjustice Robin Cooley detuvieron exitosamente un intento industrial para revocar la nueva normativa del Bureau of Land Managemente (BLM) para metano. Dichas normas previenen un desperdicio de gas natural público y reducen la contaminación de metano de operaciones vigentes y nuevas para el petróleo y gas en tierras públicas y tribales.

“Quería ayudar a las comunidades afectadas por el desarrollo energético en Colorado.”

En una ventisca impresionante, Minor condujo en una camioneta a ocho abogados a la audiencia en Casper, Wyoming, donde el equipo argumentó exitosamente y ganó el caso: el juez negó una orden preliminar y la norma entró en vigor. Ahora, Minor y Colley trabajan con una coalición de grupos para la preservación del medio ambiente y grupos tribales ciudadanos para evitar una demora ilegal a esta normativa por el gobierno de Trump.

Su segunda victoria fue en julio, cuando Minor y el abogado de Earthjustice Tim Ballo convencieron a un tribunal federal de apelaciones que no permitiera a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Trump retrasar las nuevas normas del metano, las cuales reducirían la contaminación en operaciones nuevas y modificadas de gas y petróleo. Las normas para el metano de la EPA y el BLM requieren que las compañías de petróleo y gas capturen sus emisiones de metano. En conjunto, estas protecciones reducen el smog, los tóxicos atmosféricos y la contaminación climática, protegiendo la salud pública y a generaciones futuras.

Ahora Minor trabaja con el abogado de Earthjustice, Mike Freeman, para prevenir que el BLM anule la nueva normativa para fracking en tierras federales y tribales. Las normas establecen estándares de sentido común para proteger aguas subterráneas, superficiales, vida silvestre y a socorristas de riesgos contra la salud y la inseguridad que plantea el fracking. La normativa también requiere a operadores informar al BLM antes de fracturar para que pueda asegurarse de que dos fracturas no se crucen bajo tierra —un fenómeno conocido como "golpe de fractura" o “frack hit”, el cual puede explotar pozos y crear accidentes.

Stories his father David (left) told him as a young boy inspired Joel to protect workers impacted by the oil industry.
Las historias que su padre David (izquierda) le contaba de niño inspiraron a Joel a proteger a trabajadores afectados por la industria petrolera.
Matt Nager for Earthjustice

Lo más importante de esta norma para Minor es que obliga a las empresas de fracking a transparentar los productos químicos que utilizan, lo cual ayudaría a trabajadores y primeros auxilios a identificar rápida y fácilmente a qué químicos se enfrentan en el caso de un accidente. Luego de escuchar las historias de su padre sobre lesiones laborales en campos petrolíferos, la esperanza de Minor es que estas normativas ayuden a prevenir lesiones en el futuro.

Mientras Earthjustice defiende esta norma en los tribunales, el BLM está recibiendo comentarios públicos hasta el 25 de septiembre para invalidar por completo la normativa del fracking.

Dice Minor: "Después de meses de ver a los tribunales replegar los intentos ilegales del gobierno de Trump para revertir los estándares de salud y seguridad, estoy seguro que la resistencia está más que a la altura del desafío que ésta administración presenta".

Únase a la resistencia diciéndole a la administración Trump que no anule estas salvaguardas fundamentales para la salud de todos.

¡ACTÚE YA! Sólo quedan cuatro días para enviar sus comentarios. Envíelo hoy al BLM para apoyar protecciones contra el fracking en nuestras comunidades.

Your timing is perfect …

At Earthjustice, we’re more than just lawyers in a courtroom. We’re a nonprofit in the business of building a better future for our planet. Our 135 lawyers measure success in clean air, clean water, and safeguards for communities across the country. We stand alongside our hundreds of public-interest clients at the frontlines of the fight for a better today and tomorrow. Case by case, our lawyers face off against deep-pocketed interests and today’s unprecedented attacks on our environment, health, and climate — and we win.

You have only a few days left to make a tax-deductible donation investing in our work that will immediately triple in value, thanks to a generous first-ever match offer from our Board of Trustees.

Whether you give $5 or $5,000, this will be the best investment you make today.

(Not convinced? Research our legal victories and see our clients, all of whom we represent free of charge.)

Overruling Trump.