Skip to main content

Articles from Keith Rushing

Un trabajador distribuye jugo de naranja en un estante de alimentos en Brooklyn el 14 de abril de 2020. La crisis del coronavirus está aumentando la inseguridad alimentaria.

A medida que los impactos del cambio climático y la pandemia empeoran, las injusticias sistemáticas de larga data continúan beneficiando a las grandes corporaciones por encima del bienestar de todos y todas. Sin embargo, podemos recorrer un camino más justo.

Además de las inundaciones causadas por el huracán Harvey, muchas comunidades en Texas se enfrentan a la peligrosa contaminación causada por el cierre de operaciones de refinerías cercanas.

Residentes de todo el estado de Texas y la región del Golfo siguen sintiendo los efectos devastadores del huracán Harvey, concentrando más de 50 pulgadas de lluvia en algunas zonas esta semana, desplazando a miles de personas y matando a un número aún por confirmar.

Según la Asociación Pulmonar Americana, Bakersfield es el lugar con mayor polución de partículas a corto plazo en Estados Unidos y con los peores niveles de polución de ozono. Ambas formas de contaminación están relacionadas con enfermedades pulmonares, como el asma, y enfermedades del corazón.
El 6 de agosto de 2012, un incendio y una explosión en una refinería Chevron en Richmond, California, causó que 15,000 personas necesitaran tratamiento médico.

Pam Nixon vive en una zona de West Virginia que llaman "Valle Químico", rodeada de industrias que manejan químicos tóxicos e inflamables. Durante los 65 años que ha vivido allí, Pam ha tenido que refugiarse en casa y sellar sus ventanas repetidas veces por alertas de fugas químicas.