Skip to main content
12/18/2019

Grupos Demandan a la EPA Para Frenar Contaminación de Plantas Procesadoras de Carne

La decisión de la EPA de no actualizar los protocolos de contaminación permite que los mataderos continúen descargando cantidades insalubres de contaminación en las vías fluviales de la nación.

Contacto de Prensa

Robert Valencia, Earthjustice

Tom Pelton, Environmental Integrity Project, (443) 510-2574

Natalia Lima, Animal Legal Defense Fund, (201) 679-7088

Jackie Filson, Food and Water Watch, (202) 683-2538

John Rumpler, Environment America, (617) 997-8296

Maia Raposo, Waterkeeper Alliance, (212) 747-0622

Washington, D.C.

Doce grupos conservacionistas y comunitarios, que representan a millones de personas, demandaron hoy a la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en ingles) por su decisión de no actualizar las normas nacionales que restringen la contaminación del agua de los mataderos.

La decisión de la EPA permite que miles de plantas de procesamiento de carne y aves continúen utilizando tecnología anticuada de control de la contaminación, lo que pone en peligro las vías fluviales en todo el país.

El Proyecto de Integridad Ambiental y Earthjustice presentaron la demanda de hoy en la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Cuarto Circuito en Richmond, Virginia en nombre de Cape Fear River Watch, Asociación de Empoderamiento Rural para Ayuda Comunitaria, Waterkeepers Chesapeake, Fondo de Defensa Legal Animal, Centro para la Diversidad Biológica, Comite Civico del Valle, Environment America, Food & Water Watch, The Humane Society of the United States y Waterkeeper Alliance.

Más de 8 mil millones de pollos, 100 millones de cerdos y 30 millones de ganado se procesan cada año en más de 5 mil mataderos en todo el país. Se estima que 4.700 de estos mataderos descargan agua contaminada a vías fluviales icónicas, incluida la Bahía de Chesapeake, ya sea directa o indirectamente a través de plantas de tratamiento de aguas residuales municipales.

“Las normas nacionales de la EPA para la contaminación del agua de las plantas procesadoras son débiles y anticuadas o inexistentes”, dijo Sylvia Lam, abogada del Proyecto de Integridad Ambiental. “Ya es hora de que la EPA tome medidas contundentes contra este peligro para la salud pública. Las plantas más limpias ya han instalado tecnología para disminuir la contaminación que envían a sus ríos y arroyos locales. Al no actualizar estos estándares a nivel nacional, la EPA está premiando a los mataderos sucios a expensas del público”.

La Ley Federal de Agua Limpia requiere que la EPA establezca estándares de contaminación del agua en toda la industria, incluyendo las plantas procesadoras, y revise esos estándares cada año para decidir si las actualizaciones son apropiadas para estar al día con los avances en la tecnología de control de la contaminación.

El 24 de octubre de 2019, la EPA anunció su decisión en el Registro Federal de que no revisaría las normas federales de contaminación del agua para los mataderos que descargan aguas residuales procesadas directamente en las vías fluviales, y que no crearía normas para las plantas que envían sus aguas residuales a plantas de alcantarillado antes de ser descargados en ríos o arroyos. Esto a pesar del hecho de que la EPA identificó los mataderos como la mayor fuente industrial de contaminación del agua con nitrógeno sin normas actualizadas.

La EPA revisó por última vez las normas para los mataderos que descargan agua contaminada directamente en las vías fluviales hace 15 años. Más de un tercio de estos mataderos todavía funcionan bajo pautas que datan de 1974 o 1975.

Entre tanto, la EPA nunca ha establecido estándares para los mataderos que envían sus desechos a las plantas de tratamiento de aguas residuales antes de descargarlos en las vías fluviales, a pesar de que estos mataderos constituyen una parte sustancial de la industria.

“Algunos de los requisitos tecnológicos de la EPA para los mataderos datan de mediados de la década de 1970”, dijo el abogado de Earthjustice Alexis Andiman. “La tecnología ha cambiado mucho desde entonces, y la EPA necesita ponerse al día. El hecho de que la EPA no actualice las normas de contaminación para los mataderos es ilegal, y permite que una industria importante continúe ignorando las reglas a expensas de las comunidades y el medio ambiente”.

Muchos mataderos son propiedad de grandes corporaciones, y las 100 principales compañías de mataderos informaron haber recibido entre $83 millones y $ 40 mil millones en ingresos en 2019. Las cinco corporaciones más grandes — Tysons Foods, JBS USA, Cargill, SYSCO y Smithfield Foods — cada una generó más de $15 mil millones en ingresos anuales el año pasado.

En un informe de octubre de 2018, el Proyecto de Integridad Ambiental (EIP) encontró que el matadero promedio descargaba más de 330 libras de nitrógeno por día en 2017, la cantidad de contaminación en las aguas residuales no tratadas de una ciudad de 14 mil personas. Alrededor de dos tercios de los 98 mataderos estudiados por EIP descargan en vías fluviales que están afectadas por uno o más contaminantes encontrados en las aguas residuales de los mataderos. Al menos 66 de las 98 plantas encuestadas por EIP son propiedad de compañías que cada una reportó más de $2 mil millones en ingresos anuales.

Las plantas procesadoras de carne descargan agua contaminada con sangre, aceite y grasa y grasas. Estas aguas residuales contienen contaminación por nitrógeno y fósforo, patógenos y otros contaminantes. Cuando se libera en las vías fluviales, la contaminación de los mataderos puede causar floraciones de algas que sofocan la vida acuática y convierten las vías fluviales en peligros para la salud pública cargados de bacterias.

Los mataderos más grandes de Estados Unidos están agrupados en áreas rurales, como el este de Carolina del Norte y partes de Arkansas, Delaware, Georgia, Illinois, Indiana, Iowa, Mississippi y Pensilvania.

“La planta procesadora de Smithfield Tar Heel al noroeste de Wilmington, Carolina del Norte, es el matadero de carne de cerdo más grande del mundo y descarga sus desechos cercas de agua potable para cientos de miles de residentes en ese estado”, dijo Kemp Burdette del Cape Fear Riverkeeper con el grupo sin fines de lucro Cape Fear River Watch. “El hecho de que la EPA no esté protegiendo los suministros de agua potable y los ecosistemas al permitir que los mataderos como el de Tar Heel operen bajo pautas extremadamente obsoletas es peligroso e irresponsable”.

“La EPA tiene la autoridad y la responsabilidad de evitar que los mataderos contaminen nuestra agua”, dijo Devon Hall, cofundador de la Asociación de Empoderamiento Rural para Ayuda Comunitaria con sede en el este de Carolina del Norte. “Si la EPA no hace su trabajo, ¿quién lo hará”?

Los estándares de contaminación actualizados podrían conducir a mejoras significativas en las vías fluviales en todo el país, especialmente en áreas donde se concentran los mataderos. Los mataderos tecnológicamente más avanzados liberan menos contaminación que las plantas más sucias, lo que demuestra que existe una mejor tecnología. Bajo la Ley de Agua Limpia, la EPA debe asegurar que todos los mataderos adopten tecnología actualizada y efectiva.

Lea el documento legal (disponible solo en inglés).

CITAS DE ORGANIZACIONES PARTICIPANTES:

El abogado gerente de la Sociedad Humanitaria de los Estados Unidos, Peter Brandt, dijo: “Miles de millones de animales, la mayoría criados en un sistema industrializado de confinamiento cruel y extremo, son asesinados cada año en mataderos cuyas descargas contaminan las vías fluviales y causan daños a la vida acuática. otra vida salvaje La EPA necesita limitar adecuadamente estas descargas para proteger el medio ambiente y los animales y las personas en él”.

El director del Programa de Agua Limpia para el Medio Ambiente de Estados Unidos, John Rumpler, dijo: “Algunas de las compañías de carne más grandes del mundo están vertiendo grandes volúmenes de contaminación en los ríos de Estados Unidos, contaminación que contribuye a las algas tóxicas y pone en riesgo nuestra agua potable. Seguramente, no es demasiado pedir que quienes producen nuestros alimentos dejen de contaminar nuestra agua”.

La abogada principal del Fondo de Defensa Legal Animal, Cristina Stella, dijo: “La EPA no puede continuar permitiendo que la contaminación sustancial causada por el procesamiento de animales en instalaciones industriales no se controle. Los mataderos deben ser regulados como los contaminadores industriales que son”.

La abogada senior de Food & Water Watch, Tarah Heinzen, dijo: “Como era de esperar, la EPA continúa apoyando a los grandes agricultores al no responsabilizar a las compañías cárnicas por la contaminación de sus mataderos, lo que ha estado dañando las vías fluviales y amenazando la salud pública en todo el país durante demasiado tiempo”.

La abogada principal del Centro para la Diversidad Biológica, Hannah Connor, dijo: “El fracaso de la administración Trump para evitar que los empacadores de carne usen ríos y arroyos como alcantarillas para sus mataderos está poniendo en peligro la salud pública y perjudicando la vida silvestre”.

La abogada principal de Waterkeeper Alliance, Kelly Hunter Foster, dijo: “La EPA reconoce que las floraciones de algas nocivas por la contaminación incontrolada de nitrógeno y fósforo son un problema importante en los 50 estados, un problema que puede enfermar o matar a las personas expuestas a toxinas extremadamente peligrosas, destruir las pesquerías y diezmar economías locales. Los mataderos son una fuente importante de esta contaminación, por lo que la EPA debe tomar medidas para proteger al público de estas descargas peligrosas”.

El director ejecutivo de Comité Cívico del Valle, Luis Olmedo, dijo: “Es notorio que la EPA nunca haya desarrollado normas de control de la contaminación para los mataderos que descargan aguas residuales contaminadas a las plantas de tratamiento locales. Estos mataderos pueden presentar serios riesgos para la salud de la comunidad y la calidad del agua, y depende de la EPA asegurarse de que operen de manera segura”.

 

Chris Jongkind / Getty Images

Sobre Earthjustice

Es la organización de derecho ambiental sin fines de lucro más importante del país. Desde nuestra fundación en 1971, nuestro litigio ha enfrentado a empresas con criminales niveles de contaminación y a instituciones gubernamentales, logrando un gran número de protecciones básicas para las personas y el planeta.