Skip to main content

EPA de nuevo posterga la prohibición de un pesticida asociado al daño cerebral infantil

No obstante las vidas afectadas, la EPA sigue retrasando la prohibición del clorpirifós

Chlorpyrifos is acutely toxic and associated with neurodevelopmental harms in children

Austin Valley / CC BY 2.0
September 24, 2018
Seattle, WA —

Hoy, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) solicitó a la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito revisar otra vez el caso donde ordenó a la EPA a prohibir el clorpirifós en 60 días. Esta petición retrasa la efectividad de la orden judicial. La EPA de Trump evade la prohibición a pesar de la extensa evidencia científica que relaciona al clorpirifós con el daño cerebral infantil y el envenenamiento de trabajadores agrícolas. La solicitud de la EPA sucede dos meses después de este tribunal de apelación ordenaran a la Administración Trump completar la prohibición del clorpirifós propuesta por la misma EPA en el 2015. En su decisión la corte citó la amplia evidencia científica de que este agente neurotóxico es peligroso para la salud pública, especialmente niños y trabajadores agrícolas, así como el incumpliendo de EPA a su obligación legal de prohibir pesticidas dañinos a la salud.

La siguiente es una declaración de Patti Goldman, abogada administrativa de Earthjustice.

“La EPA de Trump está retrasando lo inevitable y poniendo en riesgo a todo el país. Al mantener este pesticida en el mercado, la EPA está violando la ley. Cada día que no se prohíbe el clorpirifós, tanto niños como adultos están comiendo, bebiendo y respirando este terrible pesticida”.

Información de fondo

El uso residencial del clorpirifós se prohibió hace casi 20 años debido a su relación con malformaciones de embarazo, tales como menor peso al nacer o trastornos neurológicos en infantes. Pero su uso agrícola continúa en manzanas, brócolis, cítricos y unos 50 cultivos más. Hace diez años, Earthjustice y sus aliados iniciaron acciones legales para proteger a niños, trabajadores agrícolas y las comunidades rurales del clorpirifós. Según estudios de la EPA, no es seguro tener clorpirifós en nuestros alimentos, agua potable y cuando entra en nuestros cuerpos a través de la exposición directa o la deriva de plaguicidas. Si bien las familias de todo el país corren el riesgo de una exposición peligrosa a través de alimentos y agua, los trabajadores agrícolas y los niños que viven en comunidades rurales latinas enfrentan un riesgo desproporcionado. Incluso con el equipo de protección más avanzado, el clorpirifós es dañino para los trabajadores agrícolas. Además, sus hijos también están expuestos en el hogar, pues químicos pueden quedarse en la ropa de trabajo. Los campos de cultivo a sotavento también exponen a las a las escuelas y hogares cuando el viento lleva el rocío tóxico hacia las comunidades.

Aprenda más sobre el clorpirifós.

Lea el comunicado en inglés. 

Contacts

Alejandro Dávila, Secretario de Prensa Bilingüe de Earthjustice, (202) 797-5251

Overruling Trump: 115 lawsuits filed against the Trump administration.