Skip to main content

Apoye La Energía Verde en Puerto Rico

Entrega a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias

¿Tiene problemas al ver esta petición?

Si el formulario de arriba no descarga, le solicitamos que pause cualquier bloqueador de publicidad en su navegador y recargue esta página nuevamente. Si el formulario sigue sin desplegarse, por favor reporte cualquier inconveniente a rvalencia@earthjustice.org. ¡Gracias!

Aviso Importante

Su mensaje ha sido remitido a una agencia pública, por lo que toda información entregada puede encontrarse en un récord público. Sugerimos no enviar información confidencial.

Esta acción de Earthjustice se aloja en EveryAction. Conozca más sobre la política de privacidad de EveryAction.

Lo que está en juego

En 2017, cuando el Huracán María causó destrozos en Puerto Rico, muchos de los 3 millones de habitantes sufrieron cortes de luz por casi un año. Cerca de 3 mil vidas se perdieron y muchos fallecieron por las secuelas de este fenómeno natural, en tanto que su red eléctrica se desplomó. Únase a nosotros para decirle a FEMA que sus ingresos en la malla eléctrica de la isla deben prevenir otro corte de luz.

La realidad es que esto no tenía que suceder, puesto que existen opciones sostenibles y resistentes. La Alianza para Energía Renovable Ahora, una coalición de base conformada por 10 grupos en Puerto Rico, propone utilizar los $10 mil millones que FEMA ha asignado a Puerto Rico para que su sistema energético sea resistente al clima, más seguro y más asequible que el actual statu quo dependiente del combustible, el cual sigue siendo vulnerable en tiempos de huracanes y terremotos.

A pesar de esto, la empresa de servicios eléctricos de Puerto Rico, la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) y un consorcio privado llamado LUMA Energy de los EE.UU. y Canadá avanzan en un plan que tomaría el dinero de FEMA y lo usaría para mantener un obsoleto sistema eléctrico basado en la quema de petróleo, gas y carbón. Sin embargo, LUMA Energy no invertirá su propio dinero en el proyecto.

Este proyecto para el continuo uso de combustibles fósiles no cumple con el plan de energía de 20 años de Puerto Rico que busca priorizar la energía limpia, ni con la legislación que requiere que la isla funcione con energía 100 por ciento limpia para el 2050. El plan de LUMA y PREPA sostendría un sistema en ruinas que prioriza la energía sucia, no sería resistente al clima y seguiría siendo propenso a interrupciones en el servicio. ¡Ni siquiera ahorraría dinero! Las investigaciones muestran que la energía solar y el almacenamiento en los techos podrían instalarse en casas y edificios alrededor de Puerto Rico para proporcionar cuatro veces más energía de la necesaria a un costo menor que el plan de LUMA y PREPA.

Es una cuestión de justicia económica y climática. Apoyar tecnología obsoleta de líneas de transmisión dependientes de combustibles fósiles, que dejó a la mayor parte de Puerto Rico sin electricidad durante casi un año después del Huracán María en 2017, es inaceptable. Dígale a FEMA que debe garantizar la financiación de un plan resistente al clima que tanto necesita Puerto Rico.

Un técnico instala un sistema de energía solar en una casa en Adjuntas, Puerto Rico, en julio de 2018. La isla forma parte de una lista creciente de estados y ciudades de EE.UU. que se han comprometido con la energía limpia al 100 por ciento.
DENNIS M. RIVERA PICHARDO / AP

Un técnico instala un sistema de energía solar en una casa en Adjuntas, Puerto Rico, en julio de 2018. La isla forma parte de una lista creciente de estados y ciudades de EE.UU. que se han comprometido con la energía limpia al 100 por ciento.