Skip to main content

Guía Para Tomar Acción

Encuentre la manera de elevar su voz para exigir un cambio

Muchos de nuestros seguidores buscan mantenerse más activos e ir más allá de las alertas de acción que ocurren durante momentos clave, por ejemplo, cuando un problema no tiene una alerta activa o después de que una alerta haya concluido.

Por esta razón, ofrecemos una guía de cinco pasos que incluye consejos e ideas sobre cómo desarrollar una acción.

Primer paso: Conozca la situación actual.

Investigue los hechos, lo que se ha hecho hasta ahora y lo que aún debe acontecer.

Investigue lo básico. Descubra la situación actual y cómo llegó a este punto. Los informes básicos o detallados pueden ayudarlo a entender un problema.

Forje alianzas. Si algo le preocupa lo suficiente como para emprender una lucha, es probable que alguien más también se una a la causa. Descubra quién más está abordando ese tema en su comunidad (comuníquese a través de sus redes sociales o consulte los sitios de noticias de la comunidad) y vea cómo pueden trabajar juntos.

Segundo paso: Sepa lo que está en juego.

Desarrolle un plan de lo que quiere lograr. Su solicitud debe ser concisa, específica y orientada a encontrar soluciones.

Piense cuidadosamente sobre lo que le gustaría alcanzar. Considere por lo que está dispuesto a luchar y cuáles son las amenazas apremiantes. ¿Es el suministro de agua potable de su ciudad? ¿su calidad de aire local? ¿un lugar especial que está en riesgo? ¿establecer un jardín solar comunitario para su vecindario?

Piense en grande y de forma realista. No subestime lo que puede lograr, pero asegúrese de que su plan coincida con el tiempo y los recursos con los que cuenta. Piense en metas individuales que lo llevarán a ese gran objetivo.

Todo comienza con una pequeña acción. Haga lo que sea posible y valioso para usted. Puede comenzar con un plan pequeño y específico (y luego expandirlo en ese momento, si lo desea).

¿No está seguro de lo que está pidiendo? A menudo, informes detallados de un tema incluirán una sección de "Recomendaciones" que describe y explica los elementos procesables que los encargados de tomar decisiones pueden tomar para solucionar un problema. Busque entrevistas con expertos o comuníquese con ellos por su cuenta.

Tercer paso: Encuentre audiencias en las que pueda influir.

Identifique a la persona que toma decisiones para comunicar su solicitud.

Determine quién tiene la autoridad para actuar. Podría ser el concejal de su ciudad, una agencia local o un(a) legislador(a) del Congreso. ¿Existe una oportunidad oportuna que pueda aprovechar, como la reelección o cuando una agencia toma decisiones sobre una planificación?

O puede tratar de generar conciencia sobre este problema y lo que debe hacerse. Concéntrese en el público cuyas opiniones y acciones son importantes para la persona que toma decisiones por usted. Piense en la mejor manera de comunicarse con ellos para que sean receptivos a su mensaje.

Cuarto paso: Pase la voz y manténgase informado.

En la era de la información, tiene muchas opciones.

¿Es un experto en redes sociales? Comuníquese con su público a través de Facebook, Twitter o Instagram. Haga un video corto para expresar su solicitud.

¿Se siente más cómodo por teléfono? Llame a sus funcionarios electos en sus oficinas locales o a Capitol Hill. (Encuentre a sus funcionarios electos locales, estatales y federales.)

¿Es autor o está interesado en ver su nombre impreso? Considere escribir una carta al editor en su periódico local.

Investigue y conéctese con periodistas. Los reporteros online, de radio o impresos, locales en su área o que siguen de cerca una temática, se pueden encontrar a través de Twitter y por correo electrónico. Hágales saber sobre su acción.

Sin importar cómo presente su punto de vista, asegúrese de hacer un seguimiento y mantenerse informado. Asimismo, esté al tanto de solicitudes y respuestas. Mantenga un registro de con quién se ha contactado y cuándo, además del progreso realizado.

Quinto paso: Tómese el tiempo para celebrar.

Enfrentarse a intereses poderosos no es fácil. Tómese el tiempo para celebrar las victorias o hitos con las personas que le ayudaron a alcanzar su objetivo.

Gracias por tomar acción.