Skip to main content

Gobierno pide al público evitar muebles, productos para niños y electrónicos con retardantes de fuego

Los retardantes de fuego están asociados con cáncer, problemas de fertilidad y afectaciones al desarrollo neurológico infantil
Celia Méndez, fotografiada con su familia.
Dave Getzschman / Earthjustice
September 28, 2017
Washington, D.C. —

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC por sus siglas en inglés) emitió hoy una guía advirtiendo a los consumidores, especialmente a las mujeres embarazadas y a los niños, de evitar productos para niños como juguetes, electrónicos y muebles que contengan retardantes de fuego con químicos organohalógenos. La advertencia se produce una semana después de que la CPSC votara por iniciar el proceso de prohibición de estos químicos en muebles, colchones, productos para niños y electrónicos.

La CPSC también hizo una llamado a la industria a no usar estos químicos en productos caseros y a las tiendas a pedir a garantías a los fabricantes de que los productos no tienen químicos organohalógenos.

"Aplaudimos la acción de la CPSC hoy de advertir a los consumidores sobre estos químicos dañinos mientras que la agencia avanza con una prohibición", dijo Eve Gartner, abogada de Earthjustice y co-consejera de la petición. "Los consumidores no pueden comprar su salida de este problema, por lo que una prohibición es necesaria. La advertencia de hoy es un buen primer paso".

Estudios muestran que los químicos organohalógenos se han asociado con serios problemas de salud como el desarrollo de cáncer, problemas neurológicos e hiperactividad en infantes, así como afectaciones al sistema inmunológico y a la fertilidad.

"La advertencia emitida hoy por la CPSC ayudará a proteger a los consumidores de productos químicos que representan una seria amenaza para la salud", dijo Rachel Weintraub, directora legislativa y consejera general de Consumer  Federation of America y co-consejera de la petición. "Sin embargo, hasta que estos productos químicos estén prohibidos, los consumidores tendrán que comprar con cautela".

Las comunidades de color están desproporcionadamente expuestas a estos químicos. Según estudios, los afroamericanos y los latinos tienen el doble de la cantidad de estas toxinas en su sangre en comparación a la comunidad blanca. Esto es en parte porque las comunidades de color son más propensas a estar por largos periodos adentro de sus casas y tienen menos  acceso a espacios de recreación.

En la guía publicada hoy, la CPSC dijo que “no se puede aconsejar el uso de [retardantes de fuego con organoalógenos] en productos para niños, muebles tapizados para uso en residencias, colchones, y plástico que rodea los electrónicos y alienta a los fabricantes a eliminar su uso. Además, la Comisión recomienda que antes de comprar dichos productos para su reventa, importadores, distribuidores y las tiendas obtengan garantías de los fabricantes de que dichos productos no contienen [retardantes de fuego con organoalógenos]”.

Asimismo, “la Comisión recomienda que los consumidores, especialmente las embarazadas o familias con niños, pregunten y obtén garantías de los vendedores de que tales productos no contienen [retardantes de fuego con organoalógenos]”.

Los expertos advierten, sin embargo, que es imposible para los consumidores saber con certeza si los productos que compran están libres de retardantes de fuego con organoalógenos porque en la mayoría de los casos los fabricantes no están obligados a revelar el uso de estos químicos.

Pruebas recientes de televisores encontraron que 11 de 12 televisores estudiados contenían productos químicos retardadores de fuego, algunos en concentraciones tan altas como 33%. Los resultados de las pruebas están disponibles en www.toxicfreefuture.org/flame-retardants-tvs

"Los productos que contienen retardantes de llama organohalogenados son una fuente de riesgo para la salud de nuestras familias", dijo Erika Schreder, autor principal del estudio y Director de Ciencias para Toxic-Free Future. "La CPSC tiene razón al advertir a los consumidores, especialmente a los más vulnerables a la exposición, para evitar productos que contengan estos ignífugos retardantes. Los productos químicos pueden lixiviar de los productos y contaminar nuestros hogares, exponiendo a nuestras familias ".

Informes presentados por los fabricantes de productos para niños con el estado de Washington muestran la presencia generalizada de retardantes de fuego en productos para niños. En los últimos seis meses, los fabricantes presentaron más de 400 informes de productos infantiles que contenían retardadores de fuego, incluyendo juguetes, juegos, artículos de arte, ropa y otros textiles.

"Los padres deben ser capaces de comprar productos para sus hijos sin preocuparse de que contienen retardantes de fuego tóxicos. Mientras los consumidores esperan a que la reglamentación de la CPSC continúe, los estados deben continuar aprobando leyes que prohíban el uso de estos químicos ", dijo Sarah Doll, Directora Nacional de Safe States.

Los expertos en salud ambiental ofrecen estos consejos a los consumidores:

1. Revisar las etiquetas en los muebles. Cuando compren muebles, los consumidores deben elegir muebles que digan en sus etiquetas que no contienen retardantes de fuego.

2. Revisar las etiquetas en los productos para niños. Los consumidores deben evitar cualquier producto que digan que cumplen con los requisitos del “California TB-117,” porque es probable que contengan retardantes de fuego.

3. Evitar productos para niños que tengan espuma poliuretano.

4. Limpiar la casa y lavarse las manos regularmente.  Es importante lavarse las manos, especialmente las de los niños a menudo, para evitar que el polvo se adhiera a los alimentos o los dedos y se consuma. Regularmente limpie el polvo con trapos húmedos o trapeador para reducir el polvo, y use aspiradores con un filtro HEPA.

La acción de la CPSC es resultado de una petición presentada en junio de 2015 por el bufete de abogados sin fines de lucro Earthjustice and Consumer Federation of America en representación de: Academia Americana de Pediatría, American Medical Women's Association, Unión de Consumidores, Green Science Policy Institute, Kids In Danger, el Dr. Philip J. Landrigan, la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, la Asociación de Discapacidades de Aprendizaje de América, la Asociación Médica Hispana Nacional y Worksafe.

Contacto de Prensa

Andrea Delgado, directora legislativa de Comunidades Saludables, Earthjustice, 202-745-5229

Overruling Trump.