Skip to main content

Pentágono Quema Ilegalmente PFAS Tóxicos Alrededor del País

Comunidades demandan en respuesta a la incineración de PFAS de la administración Trump

PFAS resist incineration and do not break down under temperatures and conditions that are sufficient to destroy other toxic chemicals. Incomplete incineration may result in PFAS emissions, as well as other toxic chemicals like hydrogen fluoride, which is poisonous, corrosive and flammable.

Jacob H / Getty Images
February 20, 2020
New York, NY —

Grupos ecologistas y comunitarios demandaron al Departamento de Defensa (DOD por sus siglas en inglés) por sus contratos para incinerar millones de galones de espuma contra incendios que contiene PFAS en incineradores en todo el país. El DOD es el mayor consumidor de espuma contra incendios con PFAS del país. Los PFAS son una clase de productos químicos altamente persistentes y tóxicos que causan cáncer, infertilidad y otros efectos graves para la salud.

De acuerdo con documentos gubernamentales que Earthjustice obtuvo a través de las solicitudes de la Ley de Libertad de Información (FOIA por sus siglas en inglés), la quema de PFAS ya tuvo lugar, o está teniendo lugar, en las ciudades de East Liverpool, Ohio; Arkadelphia y El Dorado, Arkansas; y Cohoes, Nueva York. Los contratos también autorizan la incineración de PFAS en otros lugares, incluidos Port Arthur, Texas y Sauget, Illinois. Es posible que la incineración ya esté en marcha en esos y otros lugares, pero el DOD no ha respondido completamente a las solicitudes de FOIA que buscan una lista completa de los lugares de incineración.

Earthjustice presentó la demanda en nombre de Save Our County (East Liverpool, OH), Community In-Power and Development Association (Port Arthur, TX), United Congregations of Metro East (St. Louis Metro East) y Sierra Club, quienes representan a miembros en las comunidades donde el DOD ha autorizado la incineración de PFAS.

Durante años, el DOD usó espumas tóxicas contra incendios que contienen FPAS durante simulacros e incendios en bases de todo el país. El PFAS de estas espumas contaminaba el suelo y el agua de las comunidades vecinas. Enfrentando múltiples demandas multimillonarias, el DOD eligió incinerar la espuma contra incendios que le quedaba. Sin embargo, el DOD no realizó ninguna revisión ambiental antes de aprobar esta incineración, lo que trajo a las nuevas comunidades el riesgo de emisiones de PFAS y otras contaminaciones que han demostrado dañar la salud pública.

“Como líderes religiosos, creemos que cada vida importa y que el gobierno es responsable de proteger a todas las personas, especialmente a nuestros niños. Nuestra área de St. Louis-Metro-East ya alberga múltiples sitios de superfondos y está profundamente afectada por la contaminación del aire. Es desmesurado esperar que carguemos aún más al permitir la incineración de PFAS en nuestro hogar. Este es otro desastre a la espera de que suceda”, dijo Cheryl Sommer, vicepresidenta de las Congregaciones Unidas de Metro-East, un grupo de pastores, miembros de iglesias y otras organizaciones comunitarias en todo St. Louis Metro East.

“No tomamos a la ligera amenazas potenciales para nuestra salud y la seguridad de nuestra comunidad. El incinerador en East Liverpool es una amenaza integral para la salud de aquellos en el área, especialmente porque ahora están aceptando estos desechos militares tóxicos. La instalación viola habitualmente las regulaciones de la EPA y continúa haciéndolo año tras año. La introducción de otro químico tóxico en nuestros vecindarios tendrá consecuencias incalculables sin una revisión ambiental adecuada”, dijo Alonzo Spencer, presidente de Save Our County, en East Liverpool, OH.

“Es fundamental que las comunidades locales estén informadas de las operaciones químicas potencialmente peligrosas que podrían afectar la salud de los residentes. No son solo las familias que viven cerca del incinerador, ni siquiera entendemos cuántas personas que viven en esta área podrían verse afectadas o qué tan lejos podrían viajar las emisiones de la quema de PFAS. Tenemos derecho a saber qué hay en el aire que respiramos, a fin de decidir qué es lo mejor para nosotros y nuestras familias”, dijo Hilton Kelley, fundador y director de Community In-Power and Development Association en Port Arthur, TX.

“Quemar espuma tóxica contra incendios en incineradores de desechos peligrosos es un gran error, ya que representa un riesgo para la salud pública de los residentes que viven cerca de los incineradores y a favor del viento desde los incineradores. La incineración de esta espuma debe ser bloqueada por funcionarios estatales y locales. Es desmesurado que el Departamento of Defense no ha informado a los gobiernos locales, las agencias ambientales estatales y al público afectado de que están haciendo esto. Debe detenerse de inmediato”, dijo Judith Enck, ex Administradora Regional de la EPA y miembro del Sierra Club.

“El DOD necesita investigar tecnologías de tratamiento alternativas que no sean incineración o entierro. Necesitamos identificar tecnologías que realmente destruyan estos químicos súper tóxicos”, afirmó Jane Williams, presidenta del Equipo Nacional de Aire Limpio Sierra Club.

“La incineración no resuelve los problemas de PFAS del Departamento de Defensa; simplemente los empeora en distintas comunidades”, dijo Jonathan Kalmuss-Katz, abogado de Earthjustice. “Los productos químicos PFAS se usan en la espuma contra incendios precisamente porque no se queman. En lugar de destruir esos químicos, incinerar la espuma libera PFAS y otras toxinas en el aire. La decisión del DOD de autorizar la incineración de PFAS a gran escala sin considerar los impactos en la salud es miope e ilegal”.

Los PFAS resisten incineración y no se descomponen bajo temperaturas y condiciones suficientes para destruir otros químicos tóxicos. La incineración incompleta puede provocar emisiones de PFAS, así como otros productos químicos tóxicos como el fluoruro de hidrógeno, que es venenoso, corrosivo e inflamable.

La demanda, presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California, alega que la incineración PFAS del DOD viola la Ley de Política Ambiental Nacional (NEPA por sus siglas en inglées) y la Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal 2010 (NDAA por sus siglas en inglés).

Leer la queja. 

Leer la lista completa de incineradores en todo el país que pueden estar recibiendo PFAS del DOD. 

Read the release in English. 

Contacto de Prensa

Alejandro Dávila Fragoso, Earthjustice, (202) 745-5229

We're the lawyers for the environment, and the law is on our side.