Skip to main content

La Justicia Ambiental No Sobrepasa La Justicia Racial

Este 19 de junio nos preguntamos qué podemos aportar al movimiento transformador de Las Vidas Negras Importan – y comenzamos a obtener respuestas

Manifestantes se aglomeran luego de marchar hacia el Capitolio de Luisiana para expresar su rechazo al asesinato de Alton Sterling el 9 de julio de 2016 en Baton Rouge.

MARK WALLHEISER / GETTY IMAGES

El 19 de junio de 1865, dos años y medio después de la proclamación de emancipación del presidente Abraham Lincoln, el anuncio de libertad llegó a las personas esclavizadas en Texas. Y ahora, 155 años después, seguimos presenciando implacables asesinatos de personas afrodescendientes sancionados por el estado. Como organización que encuentra poder en la ley, sabemos que nuestro país ha roto la promesa de la Decimotercera Enmienda. "La esclavitud nunca ha sido abolida de la forma de pensar de Estados Unidos", alguna vez dijo la cantautora Nina Simone hace más de 50 años.

Este Día de la Libertad (conocido en inglés como Juneteenth), Earthjustice se toma un descanso para celebrar las vidas de las personas afrodescendientes y para reflexionar en la promesa rota de igualdad que afecta la vida cotidiana de la comunidad afroamericana en este país.

En este momento trascendental de nuestra historia, estamos obligados a preguntarnos cómo podemos hacer algo diferente.

Esta pregunta va al corazón de nuestro trabajo en Earthjustice. Diariamente tenemos el privilegio de representar y trabajar en asociación con líderes que luchan por la justicia ambiental en sus comunidades. Además de esa lucha, sabemos que las comunidades afrodescendientes también se enfrentan a las injusticias agravantes de la policía y tribunales racistas; el encarcelamiento masivo de personas afrodescendientes; la falta de inversión en educación y vivienda; atención médica; acceso a capital; y otros componentes básicos de la salud, seguridad y prosperidad. El racismo ambiental es una característica del racismo sistémico que genera tasas de mortalidad y enfermedades sorprendentemente dispares para los afrodescendientes, al tiempo que hace que el cambio climático sea una catástrofe en la actualidad y no a futuro.

Una manifestante posa para una foto mientras sostiene una pancarta que dice 'Black Lives Matter' en Hollywood Boulevard, durante la marcha de solidaridad ‘All Black Lives Matter’ el 14 de junio de 2020 en Los Ángeles.

Una manifestante posa para una foto mientras sostiene una pancarta que dice 'Black Lives Matter' en Hollywood Boulevard, durante la marcha de solidaridad ‘All Black Lives Matter’ el 14 de junio de 2020 en Los Ángeles.

Mario Tama / Getty Images

En Earthjustice, sabemos que nunca podremos tener éxito en nuestra misión mientras un racismo arraigado alimente la explotación de las personas y el planeta. Debemos elevarnos a la necesidad moral de nuestros tiempos. El movimiento Las Vidas Negras Importan (Black Lives Matter en inglés) está trazando el camino hacia un cambio transformador, y hoy nos hemos preguntado: ¿qué más podemos hacer para contribuir?

Podemos empezar a partir de este momento. 

Estamos incrementando nuestro trabajo en asociación con comunidades afrodescendientes. Sabemos que las personas más cercanas a nuestros problemas más difíciles de resolver están mejor posicionadas para llevar a cabo soluciones, una verdad que impulsa al movimiento Las Vidas Negras Importan. Estamos respaldando esas soluciones con nuestra gratuita experiencia legal, política y de comunicaciones.

Estamos recaudando fondos para aumentar los recursos de nuestros destacados socios de justicia ambiental, quienes hacen un trabajo esencial.

Estamos incorporando nuestra voz al llamado nacional a la acción, porque entendemos que al ser escuchados podemos ayudar a elevar los problemas y movilizar a las personas. Es hora de transformar nuestro enfoque de la seguridad pública: existen medidas esenciales que el Congreso debe tomar para detener los abusos y responsabilizar a los funcionarios, por lo que las reformas parciales no son suficientes. En virtud de las crecientes demandas de desfinanciar la policía, debemos reducir el enfoque de la fuerza pública y recortar los inflados presupuestos policiales para invertir en servicios de salud mental, prevención de la violencia y todos los demás recursos de la comunidad que mantendrán a las personas más seguras que nuestro actual sistema de vigilancia.

Finalmente, estamos redoblando nuestros esfuerzos para convertirnos en una organización equitativa y antirracista. Reconocemos que Earthjustice no es inmune al racismo que impregna nuestra sociedad, y seguimos aprendiendo y cambiando institucionalmente para no perpetuar las injusticias que son opuestas a nuestra misión y nuestros valores.

En mis 20 años de trabajo en Earthjustice, una cosa que siempre ha unido a nuestro personal, a nuestra junta directiva y a todos nuestros seguidores es la pasión por la justicia. Ahora es el momento para que esa pasión encuentre su máxima expresión.