Skip to main content

Administración Trump permite lesiones “incidentales” a ballenas en zonas de exploración petrolera

Grupos ecologistas utilizarán todas las herramientas disponibles para evitar el uso de pistolas de aire para estudios de petróleo y gas
Right_Whale
Right whales are on the brink of extinction, pushed closer by a rash of recent and unprecedented deaths.
NOAA NMFS Northeast Regional Office / CC BY 2.0
November 30, 2018
Washington, D.C. —

Hoy la administración de Trump autorizará a las empresas a lesionar, hostigar, interrumpir o incluso matar mamíferos marinos durante estudios para detectar reservas de petróleo y gas en del Océano Atlántico. Estas exploraciones sísmicas de aire comprimido, un precursor de la perforación petrolera y de gas en alta mar, afectarán la vida silvestre marina desde Delaware hasta Florida, o el equivalente a 200,000 millas cuadradas de aguas oceánicas. Las armas de aire utilizadas en estos estudios emiten explosiones continuas, impregnando el ambiente marino con un intenso ruido industrial tan fuerte que puede ensordecer a las ballenas, los delfines y otras criaturas marinas.

Las pruebas sísmicas son solo el primer paso en los planes de la administración Trump que busca expandir la perforación en alta mar en el Atlántico. El Departamento del Interior ha propuesto abrir el 90 por ciento de las aguas marítimas federales del país a la industria de los combustibles fósiles, exponiendo a casi todas las costas de la nación al riesgo de derrames de petróleo y la degradación que conlleva la industrialización de entornos oceánicos. Desde que se inició el proceso de planificación para esta expansión de arrendamiento en alta mar, más de 1,45 millones de estadounidenses han demostrado una intensa oposición con mítines, marchas y comentarios enviados al Departamento del Interior.

Earthjustice, que trabaja en nombre de la Fundación Surfrider y el Sierra Club y en asociación con múltiples organizaciones de conservación, utilizará todas las herramientas disponibles para evitar el estallido sísmico y sus daños.

“Los estudios sísmicos de armas de aire presentan una doble amenaza para las aguas biológicamente ricas de la costa atlántica”, dijo Steve Mashuda, abogado de Earthjustice. “Estas explosiones continuas pueden dañar y ensordecer a las ballenas, los delfines y otros animales marinos. Esto es solamente una parte de los riesgos asociados a la eventual perforación de petróleo y gas en alta mar. Estamos explorando todas las herramientas disponibles para luchar contra esta acción ilegal”.

Las ballenas y los delfines dependen de la audición para funciones básicas de la vida como la comunicación, la navegación y la búsqueda de presas. Los estudios sísmicos pueden ensordecer a las ballenas o interferir repetidamente con su capacidad de alimentar, migrar y criar a sus crías, interrumpiendo estos comportamientos esenciales cientos de miles de veces.

“Como de costumbre, la administración de Trump está haciendo todo lo posible para dar favores a la industria de los combustibles fósiles, sea cual sea el costo para las comunidades costeras y la vida silvestre”, dijo el Director del programa de Protección de Tierras del Club Sierra, Athan Manuel. “Continuaremos luchando contra sus peligrosos planes de someter nuestras costas a explosiones sísmicas y expandir la perforación en alta mar”.

“La exploración sísmica es un precursor violento y destructivo de la perforación innecesaria de petróleo en alta mar”, dijo Angela Howe, directora legal de la fundación Surfrider. “Según estimaciones de la Oficina de Gestión de Energía del Océano (BOEM), los proyectos de exploración sísmica podrían dañar directamente a decenas de miles de ballenas y delfines, además de miles de manatíes, focas y tortugas marinas. Este tipo de daño a nuestros recursos costeros es inaceptable. La Fundación Surfrider y nuestra fuerte coalición de aliados se levantarán para proteger nuestro océano, las olas y las playas para el futuro”.

El Servicio Nacional de Pesquerías Marinas (NMFS, por sus siglas en inglés) emitirá hoy autorizaciones de acoso incidental (IHA, por sus siglas en inglés) a cinco compañías que planean realizar exploración sísmica. Si se les permitiera continuar, estas IHA permitirían a los contratistas de la industria de combustibles fósiles “tomar” la vida silvestre del océano bajo la Ley de Protección de Mamíferos Marinos, poniendo a las ballenas y delfines en riesgo de lesiones o muerte.

Las autorizaciones permitirían que esta “toma” afecte incluso a aquellas especies protegidas por el gobierno federal en virtud de la Ley de Especies en Peligro de Extinción. Los contratistas tienen como objetivo realizar estudios sísmicos en territorios oceánicos habitados por ballenas francas del Atlántico norte en peligro crítico y otras cinco especies de ballenas en peligro de extinción federal, entre otras especies de vida marina.

Press release in English here. 

Preguntas de prensa

Alejandro Dávila, secretario de prensa bilingüe Earthjustice, (202) 745-5229

Overruling Trump: 117 lawsuits filed against the Trump administration.

Qué es Earthjustice

Earthjustice, fundada en 1971, es la principal organización legal que trabaja en defensa del medio ambiente con fines no lucrativos. Defendemos los casos más emblemáticos por todo el país para crear precedentes legales y usamos el poder de las leyes y la fortaleza de las alianzas para proteger la salud del público en general; preservar los paisajes naturales y la vida silvestre; abogar por el uso de energéticos limpios; y para combatir el cambio climático. Nos hemos asociado con miles de grupos, partidarios, individuos y comunidades en general y nos hemos comprometido a luchar contra los problemas ambientales de nuestro tiempo y así poder lograr un cambio positivo. Estamos aquí porque la Tierra necesita un buen abogado en defensor.