Skip to main content

Demandamos a la Administración Trump por aumentar perforaciones en el Golfo de México

Perforación de gas y petróleo acelerará el cambio climático y pondrá en peligro a comunidades
Fire boat response crews battle the blazing remnants of the offshore oil rig Deepwater Horizon.

Fire boat response crews battle the blazing remnants of the offshore oil rig Deepwater Horizon.

Photo Courtesy of U.S. Coast Guard
July 17, 2018
Washington, D.C. —

A nombre de tres grupos de conservación ambiental, Earthjustice demandó a la Administración Trump por abrir ilegalmente 78 millones de acres en el Golfo de México a la industria de gas y petróleo, y evaluar inadecuadamente los impactos a las comunidades, plantas, animales y el medio ambiente.

La demanda ocurre luego que la Oficina de Administración de Energía del Océano (BOEM por sus siglas en inglés) anunció la semana pasada su próxima venta de arrendamiento que empieza el 15 de agosto. La demanda cuestiona tanto la venta venidera, así como la venta de marzo de 2018, la cual atrajo un interés moderado. Aún así, en marzo se vendieron un 50 por ciento más de acres que durante la venta de agosto de 2017, todo a un costo significativamente más bajo por acre.

BOEM ofrece esencialmente toda la superficie disponible en el Golfo que no está sujeta a una moratoria del Congreso (es decir, todo menos la costa de Florida).
BOEM
BOEM ofrece esencialmente toda la superficie disponible en el Golfo que no está sujeta a una moratoria del Congreso (es decir, todo menos la costa de Florida).

A diferencia de prácticas pasadas, ahora BOEM ofrece esencialmente toda la superficie disponible en el Golfo que no está sujeta a una moratoria del Congreso (es decir, todo menos la costa de Florida). El propósito es reducir la competencia por los espacios disponibles y permitir que las compañías de combustibles fósiles acumulen arrendamientos a precios bajísimos.

En la demanda de hoy, presentada en la corte del distrito federal de Washington D.C., Gulf Restoration Network, Sierra Club y Center for Biological Diversity desafían los malogrados análisis de BOEM sobre los impactos ambientales de las ventas. Se alega que se basan en suposiciones incorrectas sobre las normas de seguridad y tasas de regalías que se aplicarían a los arrendamientos. BOEM basó varias de sus conclusiones en las políticas de la era de Obama, como el Plan de Energía Limpia y la Norma de Control de Pozos, leyes que la Administración Trump está socavando o eliminando. Además, la demanda acusa a BOEM de subestimar significativamente el grado en que cada venta de arrendamiento afectaría el desarrollo de petróleo y gas en el Golfo de México, así como los efectos de la contaminación en el cambio climático debido a las emisiones de carbono.

Esta es la segunda demanda que Earthjustice presenta este verano en defensa del Golfo de México con los mismos demandantes, impugnando la falta de  rendición de cuentas de la Administración Trump sobre las ramificaciones ambientales y de seguridad en operaciones de extracción.

“Con estas ventas masivas en el Golfo, la Administración Trump usa las políticas del Presidente Obama por un lado, para decir que el medio ambiente y la seguridad del trabajador no se verá comprometida, mientras que con la otra mano destruye las mismas leyes y expande la perforación a mar abierto. Trump no puede abogar ambas cosas”, dijo Chris Eaton, abogado de Earthjustice.

“Está claro que la prioridad principal de Donald Trump y Ryan Zinke es entregar nuestras tierras y aguas públicas a contaminadores corporativos al costo más bajo posible, sin importarles las consecuencias para nuestras comunidades, ecosistemas marinos y el clima”, dijo el Director del Programa para la Protección de Tierras del Sierra Club, Athan Manuel. “Seguiremos luchando para proteger nuestras costas de la criminal venta de esta administración”.

“La Administración Trump le está dando el Golfo de México a las compañías petroleras para que puedan perforar y hacer fracking sin pensar en las consecuencias. Recortar las revisiones ambientales pone en riesgo a las personas y a la vida silvestre, llevándonos cada vez más hacia una crisis climática”, dijo Kristen Monsell, directora jurídica del Programa para Océanos del Centro para la Diversidad Biológica.

“El Golfo es una de las regiones marinas más productivas de los Estados Unidos y hogar de muchas especies de tortugas, delfines, ballenas, y representa un tercio de la pesca anual de mariscos del país. Solo con la pesca comercial y el turismo costero se generan más de $40 mil millones de dólares al año en los cinco estados del Golfo. Tras el desastre de la perforación de BP, no podemos permitir que se relajen medidas de seguridad que son de sentido común, al tiempo que aumentamos riesgosas operaciones de perforación en el Golfo”, dijo Cynthia Sarthou, directora ejecutiva del Gulf Restoration Network.

Recursos para prensa: