Skip to main content

La Administración Trump Finaliza Retrocesos Abrumadores A Regulaciones de la Ley de Especies en Peligro de Extinción

El administrador del Departamento del Interior hace mella en esta fundamental ley de conservación como una dádiva a la industria del gas y petróleo

El oso pardo 610 camina por un sendero del parque con sus tres oseznos durante la primavera del 13 de abril de 2012.

Thomas D. Mangelsen
August 12, 2019
Washington, D.C. —

El día de hoy, la administración Trump finalizó unas drásticas reversiones a las reglas que implementan la Ley de Especies en Peligro de Extinción, al intentar debilitar la ley ambiental crítica y popular que sirve como la última red de seguridad para animales y plantas que se enfrentan a la extinción. El Secretario del Interior David Bernhardt, un ex cabildero para el petróleo y el gas y otras industrias, está supervisando estos retrocesos con los cuales dichas industrias se beneficiarán directamente. Los retrocesos ponen aún más en peligro a cientos de especies y violan el espíritu y el propósito de la ley misma.

La siguiente es una declaración de Drew Caputo, vicepresidente de litigios de Earthjustice para Tierras, Vida Silvestre y Océanos: “Este esfuerzo por eliminar las protecciones para las especies en peligro y amenazadas tiene las mismas dos características de la mayoría de las acciones de la administración Trump: es un regalo para la industria, Y es ilegal. Veremos a la administración Trump en la corte”.

El plan del Presidente Trump y del Secretario Interior Bernhardt debilitarían las protecciones de especies peligrosas por:

  • Permitir que una especie incluida en la lista sea olvidada paulatinamente, permitiendo acciones que conduzcan a la destrucción gradual de una especie siempre que cada paso sea lo suficientemente modesto;
  • Permitir a las agencias confiar en promesas vacías de pasos imprecisos o inciertos para minimizar el daño a las especies incluidas en la lista a fin de justificar la adopción de medidas que perjudiquen a las especies en peligro de extinción;
  • Crear un resquicio legal que exima las actividades que podrían dañar las especies incluidas al acelerar el cambio climático;
  • Inyectar una consideración económica en lo que deben ser decisiones puramente científicas sobre la inclusión de especies en peligro; y
  • Privar a las especies amenazadas recientemente enumeradas de recibir automáticamente protecciones contra matanzas, trampas y otras formas de daño y explotación comercial.

“Revisaremos estos cambios hoy, pero puedo prometerles que no hay nada en estas nuevas regulaciones que ayude a proteger las especies amenazadas y en peligro de extinción”, dijo Kristen Boyles, abogada de Earthjustice que está revisando los cambios regulatorios.

La Ley de Especies en Peligro de Extinción ha evitado que más del 99 por ciento de las especies incluidas en la lista se extingan. También es muy popular, con el 90 por ciento de los estadounidenses que apoyan la ley.

Desde que asumió el poder, la administración Trump ha intentado revertir las regulaciones de salud, seguridad y medio ambiente con el fin de promover intereses corporativos y de contaminación. En respuesta, Earthjustice ha presentado más de 100 demandas para defender agresivamente las protecciones que hacen que nuestro medio ambiente sea más saludable y nuestras comunidades más seguras. Los tribunales federales le han otorgado a Trump una derrota tras otra, dictaminando que la administración no puede ignorar los requisitos de las leyes ambientales existentes.

Read in English 

Contacto de Prensa

Robert Valencia, estratega de medios hispanos para Earthjustice, rvalencia@earthjustice.org

We're the lawyers for the environment, and the law is on our side.