Skip to main content

La EPA de Trump Dice que Un Insecticida que Mata Abejas Es Seguro. Ahora Los Apicultores Entablan Demanda

El sulfoxaflor es tóxico para los insectos en un mundo que enfrenta el declive de polinizadores

Una abeja se posa sobre una flor de cerezo en Stockton, California. Las abejas y otros insectos enfrentan el peligro de la extinción global.

CHRIS JORDAN-BLOCH / EARTHJUSTICE
September 6, 2019
San Francisco, CA —

El día de hoy, los apicultores, representados por Earthjustice, demandaron a la Agencia de Protección Ambiental (EPA por su siglas en inglés) de Trump por permitir que el sulfoxaflor, un pesticida para matar abejas relacionado con el declive de abejas en todo el país, vuelva al mercado. La demanda se produce cuando los apicultores de todo el país perdieron más del 40 por ciento de sus colonias el año pasado.

Promocionado como un "neonicotinoide de próxima generación", el sulfoxaflor es como otros insecticidas neonicotinoides que matan abejas: es sistémico, lo que significa que se absorbe en la planta en crecimiento, por lo que es tóxico para los insectos durante muchos días a partir de entonces. Cuando las abejas recolectan el polen y el néctar contaminados con sulfoxaflor, el efecto en toda la colonia puede ser catastrófico.

"Las abejas melíferas y otros polinizadores están muriendo en masa debido a insecticidas como el sulfoxaflor, sin embargo, la administración Trump elimina las restricciones solo para complacer a la industria química", dijo Greg Loarie, abogado de Earthjustice. "Esto es ilegal y una afrenta a nuestro sistema alimentario, nuestra economía y el medio ambiente".

La EPA aprobó por primera vez el sulfoxaflor en 2013, pero gracias a una demanda presentada por el Pollinator Stewardship Council, la American Beekeeper Federation y Earthjustice, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito revocó esa decisión. El Tribunal dictaminó que la EPA no logró obtener estudios confiables sobre el impacto del sulfoxaflor en las colonias de abejas melíferas.

En 2016, la EPA volvió a aprobar el sulfoxaflor sujeto a restricciones significativas para reducir el riesgo para las abejas melíferas y otros polinizadores. El 12 de julio de 2019, sin previo aviso público, la administración Trump eliminó estas restricciones sobre sulfoxaflor y aprobó una serie de nuevos usos para el insecticida para matar abejas.

"No es apropiado que la EPA confíe únicamente en los estudios de la industria para justificar el regreso del sulfoxaflor a nuestros campos agrícolas", dijo Michele Colopy, del Pollinator Stewardship Council. “Continúan ocurriendo muertes de decenas de miles de colonias de abejas y el sulfoxaflor juega un papel muy importante en este problema. La EPA está perjudicando no solo a los apicultores, sus medios de vida y las abejas, sino al sistema alimentario de la nación".

El servicio ecológico de los polinizadores en el país está valorado en $200 mil millones cada año, según datos del gobierno, y más del 80 por ciento de las plantas en todo el mundo necesitan polinizadores para sobrevivir.

Sulfoxaflor es producido por Corteva, anteriormente conocido como Dow AgroSciences. El sulfoxaflor puede matar a las abejas adultas en dosis bajas, y cuando se lo devuelve a la colmena puede afectar la capacidad de la colonia de reproducirse, alimentarse, combatir enfermedades y sobrevivir el invierno, de acuerdo con los científicos.

Earthjustice representa al apicultor Jeff Anderson, el Pollinator Stewardship Council y la American Beeicultor Federation.

Lea el documento legal (disponible solo en inglés)

La historia de un apicultor

El apicultor Jeff Anderson dice que los esfuerzos contra la abeja y la ciencia de la administración Trump están perjudicando su negocio. Lea sobre su historia en Bees and Beekeepers Feel the Sting of Trump Administration’s Anti-Science Efforts (en inglés).