Skip to main content

Una Demanda Desafía el Fracaso de la Administración Trump para Proteger Los Tiburones Atlánticos y Mantarrayas Gigantes de los Aparejos de Pesca Letales

El número de tiburones oceánicos de puntas blancas se ha reducido hasta un 88 por ciento en el Atlántico, mientras que la población de mantarrayas gigantes ha sufrido una reducción del 95 por ciento
Getty Images
August 1, 2019
Washington, D.C. —

El día de hoy, en nombre de los grupos Defenders of Wildlife y Center for Biological Diversity, Earthjustice demandó a la administración Trump por no proteger los tiburones oceánicos de puntas blancas y mantarrayas gigantes de ser capturados y matados por la industria pesquera estadounidense en el Oceano Atlántico y el Golfo de México.

El Servicio Nacional de Pesca Marina (NMFS, por sus siglas en inglés), una agencia federal en Estados Unidos, catalogó al tiburón oceánico de puntas blancas y la mantarraya gigante como “amenazados” bajo la Ley de Especies en Peligro de extinción a comienzos de 2018, llevando a la obligación de esta agencia en proteger estas especies de un daño indebido cuando autoriza operaciones de pesca en Estados Unidos.

La demanda acusa al Servicio de Pesca de no cumplir con esa obligación a la vez que continúa autorizando la pesca manejada bajo el Plan de Manejo Pesquero de Especies Altamente Migratorias del Atlántico. Dicho plan solicita a la pesca estadounidense que opera en el Océano Atlántico y el Golfo de México cumplir con las leyes nacionales al igual que las internacionales, incluyendo sus normativas.

La necesidad por entablar estas protecciones llega en un momento acuciante, debido a que el número de tiburones oceánicos de puntas blancas se ha reducido hasta un 88 por ciento en el Atlántico, mientras que la población de mantarrayas gigantes ha sufrido una reducción del 95 por ciento.

La NMFS todavía no ha regulado los aparejos y prácticas dañinas que utiliza la pesca estadounidense, incluyendo palangres en una columna de agua (que son anzuelos con cebo de hasta 45 millas de largo), palangres a lo largo del fondo (los cuales tienen como objetivo los tiburones) y redes de enmalle de deriva (conocidos como los “muros de la muerte”). Estas modalidades han contribuido en gran medida a la fuerte disminución de biodiversidad oceánica.

"Estas prácticas de pesca indiscriminadas están desactualizadas", dijo Jane Davenport, abogada de Defenders of Wildlife. "No podemos seguir pescando de esta manera mientras los tiburones, las mantarrayas y otras víctimas accidentales están por extinguirse. Como la agencia encargada de conservar estas especies en peligro y administrar las pesquerías de los EE. UU., El Servicio Nacional de Pesca Marina tiene la doble obligación de cumplir con el mandato de la Ley de Especies en Peligro de Extinción y con la recuperación del tiburón oceánico de puntas blancas y la mantarraya gigante".

"Estos tiburones y rayas obtuvieron protección federal, pero éstos todavía son sacrificados por prácticas de pesca imprudentes", dijo Catherine Kilduff, abogada del Centro para la Diversidad Biológica. “La administración Trump tiene que cumplir con la regulación de las pesquerías de palangre y redes de enmalle en el Atlántico. Las mantarrayas gigantes y los tiburones oceánicos de puntas blancas seguirán desapareciendo si nuestro gobierno no cumple con su deber moral y legal de protegerlos".

"El Servicio de Pesca ha reconocido por mucho tiempo que el tiburón oceánico y la mantarraya gigante necesitan protección", subrayó Chris Eaton, abogado de Earthjustice. "No puede permanecer de brazos cruzados mientras permite prácticas de pesca mortales para atrapar indiscriminadamente a los tiburones y las rayas en sus redes y palangres".

La reducción de las amenazas principales para estas especies, la captura intencional e incidental en la pesca comercial, es clave para su supervivencia y recuperación.

Read in English

Contacto de Prensa

Robert Valencia, Earthjustice, (212) 284-8024

We're the lawyers for the environment, and the law is on our side.