Skip to main content

Grupos Exigen 100% Energía Renovable al Negociado de Energía de Puerto Rico

Declaraciones finales exhortan a la Autoridad de Energía a que revise exhaustivamente su plan de acción para incorporar los pedidos de sus clientes

Una estructura de 38 kilovoltios fue derribada en la estación Punta Lima, luego del paso del Huracán María por Puerto Rico.

JEFF MILLER / CC BY 2.0
February 10, 2020
San Juan, Puerto Rico —

Las audiencias probatorias celebradas por la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) sobre su Plan Integrado de Recursos (IRP, por sus siglas en inglés) concluyeron el viernes con una declaración final de la abogada de Earthjustice, Laura Arroyo.

El IRP se creó en respuesta a los extensos apagones causados ​​por los huracanes María e Irma. El paso de estas tormentas puso al descubierto la debilidad del sistema eléctrico de la isla, que depende de grandes plantas centralizadas que queman combustibles fósiles importados. Earthjustice representa a grupos locales que luchan por un cambio rápido a una red de energía limpia, asequible y resistente a los huracanes en Puerto Rico. Estos diez grupos1 han establecido su propio plan para la isla llamado Queremos Sol2 y, que además explica cómo la isla puede satisfacer el 100% de sus necesidades de energía con energía solar distribuida y su almacenamiento.

La AEE ha presentado un IRP que aún depende de grandes centrales eléctricas de combustible fósil que queman gas metano importado. Earthjustice presentó un testimonio en el procedimiento de IRP que muestra cómo las emisiones y la contaminación de las plantas de combustibles fósiles han causado serios impactos en la salud de las comunidades aledañas a dichas centrales. Asimismo, el testimonio demuestra que el sistema es inasequible debido a los costos exorbitantes del combustible importado.

La siguiente es una declaración de Laura Arroyo, abogada de Earthjustice ubicada en la Florida:

“La participación de los abonados debe predominar en el sistema eléctrico de Puerto Rico. Así lo reconoce la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica en su visión para el futuro energético en Puerto Rico: “Customer-Centric: The IRP includes costumer participation via energy efficiency, customer side energy resources and demand response with a predominant role in the supply and consumption matrix of Puerto Rico, and empowering customers to participate and take ownership on their security and affordability”.

El Negociado tiene ante su consideración dos preguntas: ¿Cómo nos movemos inmediatamente hacia un futuro con 100% energía renovable descentralizada? Y a largo plazo, ¿cómo damos ese salto hacia ese futuro?

El paso hacia adelante es un Plan de Acción. El testimonio que hemos escuchado a lo largo de esta semana, demuestra claramente que el Plan de Acción requiere revisiones significativas y que la Autoridad y Siemens necesitan someter más información para entender el verdadero costo de las acciones propuestas.

La Autoridad y Siemens coinciden en que la urgencia de añadir sistemas fotovoltaicos está dirigida por la necesidad de proveer energía solar distribuida a las cargas críticas y en la economía concluyente y sustancial de esa energía en comparación con los combustibles fósiles, incluyendo el gas metano. La Autoridad debe desplegar los recursos renovables y de batería según la visión de la Junta de Gobierno. Para lograr el mandato de la Legislatura, el Plan de Acción debe dirigir todos los recursos disponibles de la Autoridad hacia el esfuerzo de desplegar energías renovables en la red.

El martes, escuchamos a expertos explicar cómo funcionaría exactamente el proceso de integración de las energías renovables, y especialmente las energías renovables distribuidas sobre techos o terrenos contaminados, basado en la experiencia real sobre el terreno.

Siemens, por otro lado, realizó un análisis limitado y basado en suposiciones genéricas, sin comprender la situación en el terreno. Francamente, no hay mucho que aprender de ese análisis de escritorio: pero observamos que incluso Siemens no niega que la energía solar distribuida, la eficiencia energética y la respuesta a la demanda son los recursos de menor costo. Por lo tanto, el Plan de Acción debe requerir que la Autoridad establezca procesos participativos con los abonados para promover programas de respuesta a la demanda y de eficiencia energética que sabemos que son rentables y maximice los incentivos para atraer clientes a la generación distribuida.

Los documentos desarrollados fuera de la participación pública, escritos por consultores desconectados de nuestra realidad, muestran un fuerte sesgo a favor de las grandes plantas centralizadas eléctricas que queman gas importado. Este esquema de preferencia por la quema del gas metano no está respaldada por el modelaje o por las experiencias del mundo real con el fracaso de la planta de gas de Costa Sur y los continuos retrasos de la conversión de San Juan 5 y 6.

Siemens ha ignorado los costos ambientales significativos de la infraestructura de gas propuesta que conllevan impactos negativos sobre la salud pública. Siemens ha ignorado importantes factores de viabilidad como las emisiones de gases de invernadero, incluyendo el gas metano, el cambio climático, el aumento del nivel del mar, las inundaciones y la actividad sísmica de nuestro archipiélago. Siemens ha ignorado los recursos hídricos para generar energía al menor costo con la infraestructura existente a través de las hidroeléctricas. Y Siemens ha ignorado los riesgos tecnológicos reales de la infraestructura de gas y del sistema de transmisión en la red de Puerto Rico.

El Negociado escuchará a los y las puertorriqueñas durante el próximo mes en las vistas públicas, y podrá constatar que el pueblo de Puerto Rico rechaza de forma abrumadora la propuesta de incrementar la quema de gas para generar energía. Para cumplir con la voluntad del pueblo, el Plan de Acción debe incluir una prohibición sobre el uso de los recursos de la Autoridad para cualquier infraestructura de gas nueva y un mandato de cierre de la planta de AES. Por todas estas razones y por estar en contravención con la Ley 17-2019, el IRP propuesto por la Autoridad y Siemens debe ser rechazado.

La Autoridad debe cambiar su modelo de negocio y transicionar, del concepto de venta de energía al concepto de venta de servicios a la ciudadanía que derive ingreso, incluyendo la entrada a los mercados de los carros eléctricos. Ya la Autoridad ha cambiado su modelo cuando dejó de ser la Autoridad de Fuentes Fluviales. Ante la crisis climática que atravesamos, es urgente que la Autoridad se transforme para atender el verdadero interés público de forma inmediata. Y así lo exije el pueblo”.

El video con estas declaraciones
¡En Vivo! – Negociado de Energía de Puerto Rico

Referencias

  1. CAMBIO Puerto Rico, Amigos del Río Guaynabo, Coalición Organizaciones Anti-Incineración, El Puente-Enlace Latino de Acción Climática, Comité Diálogo Ambiental, Campamento Contra las Cenizas de Peñuelas, Comité Yabucoeño Pro-Calidad de Vida, Alianza Comunitaria Ambientalista del Sureste, Mayagüezanos por la Salud y el Ambiente, and Sierra Club and its Puerto Rico chapter.
  2. Queremos Sol

Contacto de Prensa

Robert Valencia, estratega de medios hispanos, Earthjustice

We're the lawyers for the environment, and the law is on our side.