Skip to main content
Seleccionar idioma:
12/22/2020

Actualización de Regla de Plomo y Cobre Seguirá Afectando a Menores Hispanos y Afroamericanos

Millones beben agua por tubería de plomo, pero la EPA no asume responsabilidades

Contacto de Prensa

Alejandro Dávila, Earthjustice, (760) 595-3518

Washington, D.C.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) publicó hoy una defectuosa actualización de la Regla de Plomo y Cobre (LCR por sus siglas en inglés), que regula el control y monitoreo de dichos elementos químicos en el agua potable. La revisión de la regla ralentiza drásticamente la velocidad que se requiere para reemplazar las tuberías de plomo, además de permitir que sistemas públicos de agua más pequeños eviten reemplazar tuberías por completo, incluso si esos sistemas exceden continuamente el llamado nivel de acción de plomo.

La mayor parte del plomo que se encuentra en el agua potable proviene de las líneas de servicio de plomo, según la EPA. Las líneas de servicio de plomo se corroen naturalmente cuando el agua fluye a través de ellas. La EPA estima que hay cerca de 10 millones de líneas de servicio de plomo alrededor del país, y los investigadores estiman que las tuberías de plomo sirven a 22 millones de personas.

En EE.UU., alrededor de 500 mil menores de seis años tienen niveles elevados de plomo en la sangre. Asimismo, un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades encontró que el 11,2% de los niños afroamericanos y el 4% de los niños mexico-americanos están envenenados por plomo.

Aun así, la nueva regla de plomo de la EPA requiere que los sistemas de agua reemplacen solo el 3% de las líneas de servicio anualmente después de ciertas excedencias del nivel de acción del plomo, en contraste con la tasa del 7% de la regla actual.

“Esta regla es una gran decepción”, dijo Suzanne Novak, abogada de Earthjustice. “Las comunidades expuestas a niveles peligrosos de plomo en el agua esperaban una mejora significativa después de una década de trabajo. La regla requería una revisión importante para ser efectiva, pero eso no es lo que obtuvimos. Al ralentizar el reemplazo de las líneas de servicio de plomo, en lugar de acelerarlo, cualquier otra mejora no aborda el problema en su totalidad. Los niños seguirán siendo envenenados, sin una solución a la vista”.

No existe un nivel seguro de exposición al plomo para niños y niñas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Incluso en pequeñas cantidades, el plomo puede causar daños cerebrales irreversibles en los menores, así como problemas de aprendizaje y problemas de audición y habla, entre otros efectos graves para la salud. El plomo es peligroso para las mujeres embarazadas y también para adultos en general. Sin embargo, la EPA no redujo el nivel de acción de la regla para el plomo, nivel en el que los sistemas de agua deben tomar medidas importantes para reducir los niveles de plomo en el agua. A 15 partes por mil millones, el estándar es demasiado alto para proteger adecuadamente la salud humana.

“Si esta regla se mantiene tal cual, generaciones de niños seguirán envenenados por agua contaminada con plomo”, dijo Zakia Shabazz, directora ejecutiva de Padres Unidos Contra el Plomo, una organización sin fines de lucro ubicada en Richmond, Virginia. “Los niños envenenados con plomo crecen para convertirse en adultos envenenados con plomo. Ya es hora de que la EPA revise la Regla de Plomo y Cobre a favor de la salud de los niños y detenga el envenenamiento infantil por estos elementos químicos de una vez por todas”.

Se espera que Padres Unidos Contra el Plomo, representado por Earthjustice, demande a la EPA por esta regla.

“La EPA tuvo la oportunidad de instaurar una regla de plomo que realmente protegería a las familias, especialmente a los niños. En cambio, está poniendo a los más vulnerables en riesgo, exponiéndolos a problemas graves e irreversibles de desarrollo cerebral y del sistema nervioso, y desafíos potenciales de aprendizaje y de comportamiento”, dijo Mary Wagner del Proyecto de Agua Limpia de Newburgh, una organización comunitaria de Hudson Valley en Nueva York. “La EPA debe actuar en base a los datos de salud y tomar las medidas apropiadas para proteger el futuro de comunidades como la nuestra, que han experimentado múltiples exposiciones tóxicas”.

“El plomo en el agua sigue siendo un problema para las familias y sus hijos en todo el país. Sin embargo, la EPA dio a conocer una regla de plomo que los médicos y científicos dicen que se queda corta”, dijo Dalal Aboulhosn, director adjunto de Defensa de Políticas y Legal del Sierra Club. “Si esta EPA se toma en serio evitar que los niños beban agua contaminada con plomo, entonces no puede reducir la velocidad a la que se requiere reemplazar las tuberías de plomo”.

Si bien todos los centros de cuidado infantil y las escuelas están protegidos por la LCR por primera vez en la historia, la regla no obliga a ninguna remediación, solo la medición de niveles de plomo. A su vez, los requisitos de prueba no concuerdan con la propia guía de la EPA para las pruebas de plomo en las escuelas.

La actualización de LCR ocurre seis años después de que pruebas en Flint, Michigan, revelaron niveles astronómicos de plomo en el agua, exponiendo a miles de niños y niñas a dosis peligrosamente altas de plomo. La LCR se emitió en 1991 y no ha sido objeto de revisiones significativas en casi 30 años. Durante la última década, los científicos y defensores de la EPA exigieron más cambios de protección de la salud en la regla actual, pero las empresas de agua salieron vencedoras.

Sobre Earthjustice

Es la organización de derecho ambiental sin fines de lucro más importante del país. Desde nuestra fundación en 1971, nuestro litigio ha enfrentado a empresas con criminales niveles de contaminación y a instituciones gubernamentales, logrando un gran número de protecciones básicas para las personas y el planeta.