Skip to main content
Seleccionar idioma:
09/24/2021

EPA Es Demandada Por Permitir Uso De Pesticidas Letales Durante 15 Años Más

El paraquat está asociado con la enfermedad de Parkinson y otros efectos graves para la salud

Contacto de Prensa

Robert Valencia, estratega de medios hispanos, rvalencia@earthjustice.org

San Francisco, CA

Grupos de trabajadores agrícolas, ambientalistas y organizaciones de salud representadas por Earthjustice demandaron hoy a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) por aprobar el uso continuo del mortífero pesticida paraquat, que se ha relacionado con la enfermedad de Parkinson. Actualmente, el paraquat está prohibido en 32 países, incluidos los estados miembros de la Unión Europea (donde se fabrica y exporta el producto químico) y China. En julio, la EPA volvió a aprobar el registro del pesticida por otros 15 años.

En Estados Unidos, el paraquat es uno de los herbicidas más utilizados en cultivos como uvas, almendras, soja y algodón, entre otros. Su uso ha crecido drásticamente en los últimos años, duplicándose entre 2012 y 2017 a pesar de sus graves riesgos para la salud. El paraquat es sumamente tóxico cuando se ingiere, e incluso una pequeña dosis puede ser fatal.

La EPA determinó que la exposición al paraquat puede perjudicar el sistema respiratorio, riñones y ojos, pero la aprobación final de la agencia abandonó una prohibición propuesta en la mayoría de las aplicaciones aéreas de paraquat, dejando a los trabajadores agrícolas expuestos a riesgos irrazonables. La EPA también descartó la conexión entre la exposición al paraquat y la enfermedad de Parkinson, a pesar de que los estudios científicos encuentran que el herbicida puede aumentar el riesgo de esa enfermedad en un 150 por ciento.

“Este registro de paraquat coloca a la EPA en el lado equivocado de la ciencia, la historia y la ley. Con docenas de países que prohíben el paraquat debido a sus graves efectos en la salud, no hay excusa para dejar a los trabajadores agrícolas y las comunidades agrícolas expuestas a riesgos extremos”, dijo Jonathan Kalmuss-Katz, abogado sénior de Earthjustice.

Todos los principales estados agrícolas son zonas activas para el uso de paraquat, según los últimos datos del gobierno, pero las comunidades en Kansas, Texas y estados del sur como las Carolinas y Florida enfrentan una exposición extrema, mientras que las comunidades cercanas pueden verse afectadas por la escorrentía y los efectos aguas de corriente abajo.

El paraquat es fabricado por varias empresas, incluidas Chevron, Adama Group y Syngenta, que enfrentan un número creciente de demandas por lesiones personales relacionadas con su uso y sus impactos a largo plazo.

Declaraciones de Nuestros Clientes:

“Es inconcebible que la EPA devalúe tanto la vida de los trabajadores agrícolas como para permitir el uso continuo de este pesticida tóxico dañino”, dijo Jeannie Economos, coordinadora del proyecto de seguridad de pesticidas y salud ambiental de la Asociación de Trabajadores Agrícolas de Florida. “La pandemia hizo que el país tomara conciencia de que los trabajadores agrícolas de nuestra nación son esenciales. Sin embargo, la EPA da luz verde a este químico dañino para la salud que pone a hombres, mujeres y niños en riesgo de sufrir efectos de por vida. ¡El paraquat tiene que desaparecer!”.

“¡El paraquat es un pesticida que ya ha perjudicado a muchos de nuestros trabajadores agrícolas! No podemos permitir que más trabajadores agrícolas y sus familias sigan expuestos”, dijo Mily Treviño-Sauceda, directora ejecutiva y cofundadora de la Alianza Nacional de Campesinas. “Muchos trabajadores agrícolas se han visto afectados, discapacitados e incluso sufrieron problemas renales debido a la exposición a este pesticida dañino”.

“Los trabajadores agrícolas, designados como trabajadores esenciales que se esperan continúen trabajando durante la pandemia para garantizar la seguridad alimentaria de nuestra nación, siguen experimentando condiciones de trabajo innecesariamente peligrosas, incluida la exposición a pesticidas altamente tóxicos”, dijo Bruce Goldstein, presidente de Farmworker Justice. “El sistema alimentario no debe someter a los trabajadores agrícolas ni a sus hijos a la exposición a pesticidas como el paraquat. Le pedimos a la corte que haga lo que la EPA ya debería haber hecho: prohibirlo”.

“Las comunidades rurales y los trabajadores agrícolas quedan en peligro debido a la reciente decisión de la EPA de permitir el uso continuo del pesticida paraquat”, dijo Anne Katten, directora del proyecto de seguridad laboral y pesticidas en la Fundación de Asistencia Legal Rural de California (CRLAF). “Al descartar el cuerpo de evidencia científica que muestra cuán peligroso es este pesticida, incluso en pequeñas cantidades, la EPA ignora las necesidades de las personas y comunidades de las que es legalmente responsable de proteger”.

“El paraquat es un pesticida mortal que, según muestra la creciente evidencia, está relacionado con la enfermedad de Parkinson. No tiene lugar cerca de los trabajadores agrícolas o de los campos agrícolas del país, y mucho menos de los alimentos que comemos”, dijo Margaret Reeves, científica principal de Pesticide Action Network of North America (PAN).

“Los trabajadores agrícolas, niños y de la tercera edad sufrirán daños irreparables por el resto de sus vidas si se vuelve a registrar el paraquat”, dijo Connor Kippe, defensor de políticas de Toxic Free North Carolina. “La ciencia es clara: el paraquat es altamente tóxico e incluso pequeñas dosis por cualquier método de transmisión pueden afectar la salud, especialmente para los niños trabajadores agrícolas. Nuestro sistema de registro de plaguicidas defectuoso permite este tipo de aprobación regulatoria superficial, a pesar de los daños conocidos para las personas en todas las partes del sistema alimentario”.

“La aprobación de la EPA de Biden para su uso generalizado, incluida la fumigación aérea de este pesticida altamente letal, conmociona la conciencia”, dijo Nathan Donley, director de ciencias de la salud ambiental en el Centro para la Diversidad Biológica. “Aunque gran parte del resto del mundo ha prohibido este peligroso veneno, su uso continuará aumentando aquí en los EE.UU., incluso cuando los estudios científicos revelan vínculos más fuertes entre el uso de ese herbicida y el daño neurológico en las personas y la vida silvestre”.

Earthjustice representa a las siguientes organizaciones: Farmworker Association of Florida, Farmworker Justice, Alianza Nacional de Campesinas, California Rural Legal Assistance Foundation, The Michael J. Fox Foundation for Parkinson's Research, Pesticide Action Network North America, Centro para la Diversidad Biológica y Toxic Free North Carolina.

Sobre Earthjustice

Es la organización de derecho ambiental sin fines de lucro más importante del país. Desde nuestra fundación en 1971, nuestro litigio ha enfrentado a empresas con criminales niveles de contaminación y a instituciones gubernamentales, logrando un gran número de protecciones básicas para las personas y el planeta.