Skip to main content
Seleccionar idioma:
12/20/2021

Tras Muertes de Manatíes Por Hambre, Ambientalistas Anuncian Acción Legal

La contaminación descontrolada del agua eliminó pastos marinos

Contacto de Prensa

Robert Valencia, estratega de medios hispanos, rvalencia@earthjustice.org

San Petersburgo, FL

Tres grupos conservacionistas emitieron hoy un aviso formal de su intención de demandar a la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) por no proteger a los manatíes de la contaminación del agua en Florida.

Este año, más de la mitad de las más de mil muertes de manatíes en Florida se debieron a la inanición. La muerte masiva fue causada por la proliferación de algas alimentadas por la contaminación que mataron miles de acres de pastos marinos en la laguna Indian River Lagoon, lo que resalta la insuficiencia de los estándares estatales de calidad del agua aprobados por el gobierno federal.

Earthjustice representa al Centro para la Diversidad Biológica, Save the Manatee Club y Defenders of Wildlife. En la carta de notificación de hoy, los grupos le piden a la EPA que reinicie la consulta con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre para reevaluar los estándares de calidad del agua.

El “Evento de Mortalidad Inusual” oficialmente declarado ocurrió en Indian River Lagoon, que incluye un importante hábitat de aguas cálidas para los manatíes y alberga más especies de plantas y animales que cualquier otro estuario de América del Norte.

“Es dolorosamente claro que Florida no está haciendo lo necesario para controlar las aguas residuales y la contaminación por fertilizantes que están destruyendo la laguna de Indian River”, dijo Elizabeth Forsyth, abogada de Earthjustice. “Es hora de que la EPA intervenga y haga cumplir la Ley de Agua Limpia por el bien de los manatíes y todas las demás criaturas y personas que dependen de las vías fluviales de Florida. Si ver a los manatíes morir de hambre no es el punto de inflexión para que la EPA intervenga, no sé cuál es”.

La contaminación incontrolada en la laguna de Indian River, derivada de las descargas de tratamiento de aguas residuales, las fugas de los sistemas sépticos y la escorrentía de fertilizantes, alimenta los brotes de algas que matan los pastos marinos y evitan que vuelvan a crecer. A pesar de la extensa evidencia de esa contaminación dañina y de la falla del estado en abordarla, la EPA aprobó los criterios estatales de calidad del agua para nitrógeno, fósforo y oxígeno disuelto, concluyendo que las normas no “afectarían adversamente” a los manatíes.

“Es una vergüenza que cientos de manatíes hayan muerto como resultado directo de la falla de los reguladores en proteger la calidad del agua”, dijo Jaclyn Lopez, directora del Centro para la Diversidad Biológica en la Florida. “La laguna de Indian River es una maravilla ecológica que sustenta no solo a los manatíes, sino también a las tortugas marinas verdes, el róbalo, el sábalo y una asombrosa diversidad de vida marina. La muerte masiva de estos manatíes, que fue completamente prevenible, deja en claro cuán importante es que la EPA tome medidas inmediatas para proteger el ecosistema vibrante en el que viven antes de que sea demasiado tarde”.

Más de mil manatíes han muerto en Florida este año, más del doble de su tasa de mortalidad anual promedio en cinco años. El número de muertes representa el 19% de la población atlántica de manatíes de Florida y el 12% de todos los manatíes en ese estado.

“Hasta que la Florida se vea obligada a controlar su contaminación desenfrenada, los manatíes seguirán muriendo de hambre de forma lenta y agonizante cada invierno”, dijo Lindsay Dubin, abogada de Defenders of Wildlife. “La EPA debe actuar de inmediato para mejorar la calidad del agua y para que no ponga en peligro aún más el futuro de esta especie emblemática”.

Los expertos en esa especie predicen que los altos niveles de manatíes desnutridos y hambrientos continuarán durante el invierno en la laguna, por lo que recientemente anunciaron planes para la alimentación suplementaria.

“Durante más de una década, Save the Manatee Club y otros científicos conservacionistas han estado advirtiendo a los políticos sobre este problema. Esta tragedia previsible y prevenible está ocurriendo enteramente debido a una falla para controlar a los contaminadores”, dijo Patrick Rose, biólogo acuático y director ejecutivo de Save the Manatee Club, quien ha trabajado durante más de 45 años para ayudar a traer la especie de regreso de una cercana desaparición, cuando fue catalogado por primera vez como en peligro de extinción en 1967. “Hemos agotado nuestras opciones a nivel estatal. Depende de las agencias federales, que son en última instancia responsables de aprobar estos estándares fallidos, intervenir y corregir el rumbo antes de que sea realmente demasiado tarde”.

Los manatíes pasaron de estar en peligro a amenazados en 2017. Desde entonces han sufrido reveses significativos debido a la degradación del hábitat, la marea roja, inviernos inusualmente fríos y ahora una hambruna masiva sin precedentes debido a la catastrófica muerte de pastos marinos dentro de su hábitat designado

El aviso de hoy le da a la agencia 60 días para abordar las violaciones alegadas en la carta antes de que los grupos presenten una demanda.

Sobre Earthjustice

Es la organización de derecho ambiental sin fines de lucro más importante del país. Desde nuestra fundación en 1971, nuestro litigio ha enfrentado a empresas con criminales niveles de contaminación y a instituciones gubernamentales, logrando un gran número de protecciones básicas para las personas y el planeta.