Skip to main content
Seleccionar idioma:
09/08/2022

Coalición Propone Cambio en Texto de Zonificación de Nueva York para Regular las instalaciones de Camiones de Última Milla en la Ciudad

Defensores piden a Comisión de Planificación de la Ciudad que gestione el crecimiento explosivo de las instalaciones de camiones de última milla, concentradas en comunidades racializadas de bajos ingresos, que dan como resultado calles inseguras, contaminadas y congestionadas.

Contacto de Prensa

Robert Valencia, rvalencia@earthjustice.org

Nueva York, NY

Last-Mile Coalition, una coalición de defensores de la justicia ambiental y la salud pública en la ciudad de Nueva York, solicitó a la Comisión de Planificación la ciudad que apruebe una propuesta para enmendar el texto de resolución de zonificación, con el fin de mitigar el crecimiento acelerado y desproporcionadamente concentrado de “instalaciones de camiones de última milla” en comunidades racializadas de bajos ingresos ya sobrecargadas de contaminación en el aire, además de la resultante congestión e inseguridad en las calles. 

Se denominan “instalaciones de camiones de última milla” a los almacenes donde los paquetes se clasifican y envían para su distribución. En promedio, se entregan diariamente 2,3 millones de paquetes a los residentes de la ciudad de Nueva York, frente a solo los 1,8 millones que se recibían antes de la pandemia, según el Centro de Excelencia para Sistemas de Transporte Urbano Sostenible del Instituto Politécnico Rensselaer.

Junto con el crecimiento del comercio electrónico en los últimos años, se ha producido un aumento explosivo en las instalaciones de camiones de última milla. Estas instalaciones son mucho más grandes que los almacenes tradicionales y están asociadas con un tráfico mucho mayor de camiones diésel y furgonetas de reparto, así como con los impactos asociados a la salud, la seguridad y la calidad de vida. Last-Mile Coalition pide una nueva regulación para garantizar que estas instalaciones de camiones de última milla sean "buenos vecinos" con las comunidades circundantes.

Actualmente, las instalaciones de camiones de última milla no se someten a ningún proceso de revisión pública o ambiental. Debido a que las instalaciones de camiones de última milla no están definidas por la ley de zonificación, el Departamento de Planificación Urbana (DCP, por sus siglas en inglés) de la Ciudad de Nueva York las trata como “almacenes” que se pueden construir "como de derecho" en distritos de fabricación y distritos comerciales C8. Esto ha resultado en la ubicación y concentración desproporcionada de estas instalaciones de camiones en comunidades racializadas y de bajos ingresos, lo que ha llevado a aumentos en el tráfico de camiones y las emisiones en estos vecindarios.

Last-Mile Coalition insta a la Comisión de Planificación de la Ciudad (CPC) a enmendar el texto de la Resolución de Zonificación para las instalaciones de dichos camiones y que se sometan a un proceso de revisión, creando oportunidades para que la ciudad evalúe impactos adversos, al mismo tiempo que comunidades afectadas puedan compartir comentarios públicos. Además, la enmienda al texto definiría las instalaciones de camiones de última milla según el tamaño y el uso de la instalación.

La enmienda requeriría que los desarrolladores de instalaciones de camiones de última milla busquen un permiso especial del CPC, con el objetivo de mostrar un posible impacto en la congestión vehicular, contaminación del aire en las comunidades desfavorecidas circundantes y el cumplimiento de los requisitos de zonificación del distrito costero y Nueva York, además de los mandatos de reducción de emisiones de la Ley de Liderazgo Climático y Protección Comunitaria del Estado. La enmienda también evitará la agrupación de instalaciones de última milla en comunidades desfavorecidas de primera línea e instará a las instalaciones a utilizar fuentes de energía renovable para las actividades en el sitio y de operación.

Citas de Nuestros Aliados:

“La velocidad a la que las instalaciones de última milla se están apoderando de los terrenos industriales en las comunidades de clase trabajadora de color es alarmante. Nuestro código de zonificación está desactualizado y no tiene en cuenta que los impactos perjudiciales del comercio electrónico se concentrarán en las comunidades de justicia ambiental, en ausencia de cualquier acción. Esta enmienda al texto de zonificación presentada por esta coalición de organizaciones de justicia ambiental aborda el tema con la urgencia y seriedad que exige. Insto a DCP y a la administración de la ciudad a que se comprometan con la propuesta rápidamente”, dijo la asambleísta Marcela Mitaynes.

“Se están construyendo instalaciones de comercio electrónico en toda la ciudad y en comunidades racializadas sin aportes de sus miembros. Estas instalaciones tienen un impacto significativo en la calidad del aire, en el tráfico de camiones y en la seguridad vial. Permitir que estas instalaciones invadan nuestras comunidades sin tener en cuenta su opinión desvía nuestra visión de implementar una transición justa. Esta enmienda al texto de zonificación permite a las comunidades opinar sobre la ubicación de las instalaciones de comercio electrónico y cómo contribuirán a nuestra visión de una economía industrial verde. El espacio industrial en nuestras comunidades es valioso, por lo que nos merecemos el derecho de un desarrollo futuro que respalde un futuro climático justo”, dijo Elizabeth Yeampierre, directora ejecutiva de UPROSE.

“La expansión de las instalaciones de última milla ha resultado en un aumento de tránsito — particularmente en los vehículos de transporte de alta emisión — del ruido y las preocupaciones sobre la seguridad de los peatones en nuestra ciudad. Como resultado, las comunidades históricas de justicia ambiental siguen sufriendo altos niveles de congestión y varias injusticias sociales y ambientales”, dijo Rami Dinnawi, coordinador de justicia ambiental para Green Light District en El Puente.

“A medida que proliferan los almacenes de comercio electrónico, con un tráfico de camiones descomunal y los impactos en la calidad del aire que afectan principalmente a las comunidades ya sobrecargadas, los organismos de planificación locales y estatales alrededor del país se están dando cuenta de la necesidad urgente de regular sus ubicaciones e impactos, dijo Rachel Spector, abogada sénior de Earthjustice. La ciudad de Nueva York debe hacer lo mismo antes de que los almacenes de última milla se arraiguen en las mismas comunidades racializadas que históricamente han soportado la carga de las instalaciones contaminantes y de uso intensivo de camiones. Earthjustice se enorgullece de apoyar a los grupos comunitarios que presentan esta solicitud, la cual insta a la ciudad a poner condiciones en el desarrollo de estas instalaciones de acuerdo con sus objetivos climáticos y de desarrollo equitativo”.

Los siguientes son integrantes de la Coalición Last-Mile: The Point Community Development Corporation, El Puente, NYC-Environmental Justice Alliance (NYC-EJA), UPROSE, New York Lawyers for the Public Interest (NYLPI) y Earthjustice.

Sobre Earthjustice

Es la organización de derecho ambiental sin fines de lucro más importante del país. Desde nuestra fundación en 1971, nuestro litigio ha enfrentado a empresas con criminales niveles de contaminación y a instituciones gubernamentales, logrando un gran número de protecciones básicas para las personas y el planeta.