Skip to main content
Seleccionar idioma:
03/01/2022

Defensores Piden A La EPA Investigar Uso Indebido De Sustancias Químicas Tóxicas En Centro De Detención De Florida

Inmigrantes en el centro de detención del condado de Glades son expuestos a desinfectante tóxico varias veces al día

Contacto de Prensa

Robert Valencia, estratega para medios hispanos, rvalencia@earthjustice.org

Miami, FL

Hoy, Earthjustice junto con 13 grupos que forman parte de la Coalición Shut Down Glades (Cierren Glades) solicitaron a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) una investigación en el Centro de Detención del Condado de Glades en Moore Haven, Florida, por reclamos de condiciones de vida precarias.

En una carta enviada a la agencia federal, la coalición de grupos expresó su preocupación por el uso indebido de desinfectantes químicos de grado industrial altamente concentrados en espacios para vivir y comer pobremente ventilados, lo que deteriora la salud de las personas bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), y violando la ley que rige el uso de tales productos. Los signatarios de la carta piden la liberación inmediata de aquellos que han sido perjudicados en el Centro de Detención del Condado de Glades y que la EPA investigue el uso ilegal de productos químicos en los centros de detención de migrantes en el Condado de Glades y en todo el país.

Diariamente, las personas detenidas en Glades son expuestas a desinfectantes químicos, llamados Mint y Maximum Neutral, en varias ocasiones –incluso hasta 50 veces la concentración permitida. Los ingredientes activos que se encuentran en estos desinfectantes pertenecen a una clase nociva de sustancias químicas llamadas compuestos de amonio cuaternario (QAC), vinculados a efectos adversos para la salud como asma, infertilidad, defectos de nacimiento e incluso daños en el ADN. Sin la capacidad de evitar la exposición a los productos químicos, que a menudo se esparcen en el aire, las personas detenidas han sufrido dificultad para respirar, además de experimentar tos, sangrado de la nariz, dolores de cabeza, náuseas intensas y corren un mayor riesgo de daño a la salud reproductiva, entre otras enfermedades crónicas. De acuerdo a la misiva, el uso de estos productos químicos en Glades se ajusta a un patrón de mala conducta en los centros de detención de inmigrantes alrededor del país, incluidos dos que las investigaciones previas de la agencia determinaron que violaban la ley federal.

“Nos unimos a nuestros socios de la coalición para pedirle a la EPA que investigue el uso de químicos tóxicos en el Centro de Detención del Condado de Glades. Entre tanto, ICE debe liberar de inmediato a todos los que permanecen en Glades y rescindir su contrato con el condado de Glades”, dijo la abogada de Americans for Immigrant Justice, Angeliki Bouliakis Andronis. “Durante años, Americans for Immigrant Justice ha sido testigo de abusos en Glades, incluida la negligencia médica. La única solución es el cierre total, con los detenidos liberados con sus seres queridos en lugar de ser transferidos o deportados donde puedan sufrir más daños”.

En un día cualquiera, decenas de miles de personas bajo custodia de ICE se encuentran retenidas en más de 200 centros de detención a lo largo y ancho del país. Las personas en esos centros, que en realidad son prisiones, están sujetas a condiciones de vida insalubres y de hacinamiento, abuso racista y sexual, y otros comportamientos deshumanizantes. En los últimos dos años, la pandemia de COVID-19 solo ha empeorado las condiciones en esos lugares donde es imposible practicar el distanciamiento social. ICE no ha liberado a las personas para que cumplan con los consejos de salud pública recomendados, mientras que los operadores de esas instalaciones han aumentado drásticamente su dependencia de los desinfectantes químicos. Sin embargo, estas medidas no han impedido los brotes de COVID-19 en los centros de detención; por el contrario, han perjudicado a las personas rociadas o expuestas a esos productos.

“Desafortunadamente, lo que está sucediendo en el centro de detención del condado de Glades es solo el ejemplo más reciente del uso indebido de productos químicos en los centros de detención de inmigrantes en los Estados Unidos”, dijo la abogada de Earthjustice, Dominique Burkhardt. “La EPA es responsable de hacer cumplir las leyes federales que protegen a las personas de la exposición peligrosa a estos desinfectantes clasificados como pesticidas. Es obligación de la EPA iniciar una investigación completa sobre esta instalación y otros centros de detención de inmigrantes alrededor del país”.

“La ciencia confirma lo que los inmigrantes en centros de detención han llamado la atención durante años”, dijo Sofia Casini, directora de estrategias de promoción de visitas en Freedom for Immigrants. “A través de múltiples quejas presentadas desde el comienzo de la pandemia, las personas detenidas en Glades y en otros lugares del país han hecho sonar la alarma sobre el uso indebido de estos productos químicos y sus graves y duraderas consecuencias para la salud. Nadie debería estar sujeto a este abuso desmesurado un día más”.

Casini agregó: “Estamos pidiendo una acción inmediata en forma de liberaciones, en vez de transferencias, de Glades y otros centros de detención. Para ese entonces, esta administración se pondrá del lado de los derechos fundamentales de la dignidad humana, la salud y la seguridad”.

“Glades es un lugar peligroso para los inmigrantes; es un lugar donde nadie debería estar. Nos tratan como si no fuéramos seres humanos, como si no fuéramos bienvenidos en este país”, dijo Rollin Manning, ahora detenido en el Centro de Procesamiento de ICE de Krome, Florida, quien sufrió intoxicación por monóxido de carbono mientras estaba detenido en Glades. Manning pasó a describir una serie de abusos ambientales y médicos allí. “Antes de sufrir exposición al monóxido de carbono, me daban alimentos que no eran comestibles. Los guardias rociaron a las personas con gas pimienta; otros fueron puestos en confinamiento solitario. La manera en cómo me trataron allí era insoportable. ICE necesita cerrar Glades, y todos los que todavía están allí deben ser liberados”.

El gobierno estadounidense ha mostrado un flagrante desprecio por los inmigrantes bajo custodia federal, lo que ha incluido prácticas recientes como la esterilización forzada, el uso indebido de desinfectantes químicos en otros centros de detención de migrantes y una mala gestión en torno al COVID-19. Estas fallas continuas han creado condiciones que hacen que sea imposible mantener seguros a los detenidos. La EPA debe tomar todas las medidas de cumplimiento necesarias para poner fin al abuso de las personas bajo custodia de inmigración al responsabilizar a ICE y a los operadores de los centros de detención.

La carta a la EPA fue emitida hoy por Earthjustice en nombre de las siguientes organizaciones: Americans for Immigrant Justice, Freedom for Immigrants, Southern Poverty Law Center, Immigrant Action Alliance, Respond Crisis Translation, American Civil Liberties Union of Florida, Envision Freedom Fund, HOPE CommUnity Center, Farmworker Association of Florida, Prison Ecology Project of the Human Rights Defense Center, The Campaign to Fight Toxic Prisons, American Friends Service Committee Florida y Occupy Bergen County.

Sobre Earthjustice

Es la organización de derecho ambiental sin fines de lucro más importante del país. Desde nuestra fundación en 1971, nuestro litigio ha enfrentado a empresas con criminales niveles de contaminación y a instituciones gubernamentales, logrando un gran número de protecciones básicas para las personas y el planeta.