Seleccionar idioma:

Residentes de Doral en la Florida Soportaron Condiciones Peligrosas Durante Las Tres Semanas del Incendio en el Incinerador de Desechos de Covanta

Los hallazgos de un nuevo reporte subrayan los peligros que estas instalaciones representan para las comunidades alrededor de Florida

Contacto de Prensa

Sergio Otalora-Montenegro, Florida Rising, (305) 542-8643, sergio@floridarising.org

Dominique Burkhardt, Earthjustice, (561) 445-1555, dburkhardt@earthjustice.org

Nestor Perez, Earthjustice, (786) 339-4802, nperez@earthjustice.org

—

Earthjustice y Florida Rising publicaron hoy un informe sobre la contaminación del aire y los peligros para la salud y la seguridad pública a los que estuvieron expuestos los residentes de Doral, como resultado del incendio masivo en el incinerador de desechos de Covanta Energy, ocurrido el 12 de febrero de este año. El informe encontró concentraciones peligrosas de contaminantes tóxicos y químicos en la instalación y alrededor de la ciudad, mientras el fuego ardía durante casi tres semanas.

Al analizar los reportes oficiales sobre la calidad del aire de las estaciones de monitoreo en Doral, el informe encontró concentraciones de Material Particulado 2,5, un contaminante tóxico del aire, en niveles considerados “insalubres” por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) a principios del 14 de febrero, a pesar de que las primeras declaraciones oficiales del condado de Miami-Dade señalaban que no existían preocupaciones sobre la calidad del aire o la seguridad ambiental por causa del incendio. La exposición al Material Particulado 2,5 está vinculada con una serie de condiciones de salud que incluyen asma, disminución de la función pulmonar y orgánica, y latidos cardíacos irregulares.

Asimismo, se detectaron en el aire compuestos orgánicos volátiles, además de cloro, monóxido de carbono y cianuro de hidrógeno, en concentraciones que la EPA clasifica como peligrosas para la exposición humana.

Al evaluar los registros del Departamento de Gestión de Recursos Ambientales (DERM) del condado, el informe también documenta irregularidades con la calidad del agua en el lugar del incinerador durante el incendio, así como contaminación por asbesto en las paredes y el techo de la instalación del incinerador que fue demolida, con materiales que contenían ese material fibroso — también conocido como amianto — que fueron llevados al relleno sanitario de Medley.

En los últimos cuatro años, cuatro incendios más ocurrieron en las instalaciones de Covanta, ubicada en Doral, según señala el informe. Antes de éste último incendio, el Departamento de Protección Ambiental de Florida advirtió al condado de Miami-Dade sobre posibles violaciones en las instalaciones que incluían riesgos de seguridad contra incendios, como también lo indica la investigación.

Fotos y videos de las enormes columnas de humo negro que envolvían a la comunidad circularon ampliamente en redes sociales, junto con una renovada indignación porque no solo el incinerador de basura de 40 años todavía estaba en funcionamiento, sino que el condado no ha descartado la construcción de un nuevo incinerador en Doral o en otro lugar del condado.

En una queja de derechos civiles ante la EPA el año pasado, Florida Rising documentó que los incineradores de basura municipales de Florida perjudican de manera desproporcionada a las comunidades racializadas y comunidades con personas con dominio limitado del inglés. Florida Rising y Earthjustice se unen a otros defensores del medio ambiente y la salud pública para exigir que la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, elimine los fondos para la incineración de desechos, como se estipula en los planes de Cero Residuos y Acción Climática del condado.

“Ninguna comunidad debería soportar la pesadilla por la que pasaron los residentes de Doral”, dijo Sebastián Caicedo, director regional de Miami de Florida Rising. “Pasará mucho tiempo antes de que nos demos cuenta de la magnitud de los efectos de este desastre en la salud pública, pero este informe deja una cosa en claro y de forma contundente: la incineración de desechos no es limpia, ni segura ni sostenible, al contrario de lo que la industria nos lo quiera hacer creer. Expresamos nuestra apertura a la oportunidad de brindar aportes públicos a un verdadero plan de Desechos Cero para el condado de Miami-Dade”.

“Miami-Dade tiene una oportunidad histórica de ser un líder, a nivel estatal, en la reducción de emisiones nocivas, la mejora de la salud pública y el fortalecimiento de la equidad racial a través del Plan de Acción de Desechos Cero del condado”, señaló Dominique Burkhardt, abogada sénior de Earthjustice y autora principal del informe. “En lugar de centrarse en una industria del pasado, Miami-Dade debería priorizar verdaderas soluciones de cero desperdicios como la reducción de desechos, el compostaje y el reciclaje, sin tener que apuntalar a una industria que nos traerá aire más sucio y un aumento de enfermedades”.

Es la organización de derecho ambiental sin fines de lucro más importante del país. Desde nuestra fundación en 1971, nuestro litigio ha enfrentado a empresas con criminales niveles de contaminación y a instituciones gubernamentales, logrando un gran número de protecciones básicas para las personas y el planeta. Lea más acerca de Earthjustice.