Skip to main content

Demanda Judicial Busca Detener el Vertido Ilegal de Residuos Tóxicos de Petróleo a las Amenazadas Reservas de Agua de California

Grupos ambientalistas impugnan las reglas ‘de emergencia’ que permiten la contaminación ilícita de acuíferos protegidos
An injection well.

Inyecciones ilegales están contaminando las aguas subterráneas en las puntuaciones de los acuíferos desde Monterrey a los condados de Kern y Los Ángeles.

Photo by Division of Oil, Gas & Geothermal Resources
May 7, 2015
San Francisco, CA —

El día de hoy se presentó una demanda por parte de organizaciones ambientalistas para frenar las operaciones de la industria petrolera que ilegalmente está arrojando millones de galones de residuos tóxicos al día  a las reservas subterráneas de agua en California que están cada vez más escasas.

La querella, presentada por Earthjustice en la Corte Superior del Condado de Alameda a nombre del Centro para la Diversidad Biológica y el Sierra Club, está luchando contra las recientes regulaciones de “control de inyección subterránea” de la División de Petróleo, Gas y Recursos Geotermales de California (o DOGGR, por sus siglas en inglés).

Las regulaciones le permiten a las compañías petroleras seguir inyectando aguas de desecho y otros fluídos a los acuíferos protegidos hasta febrero del 2017, en violación a las leyes estatales y federales y a pesar de una crisis de escasez de agua causada por la peor sequía en la historia del estado. DOGGR impulsó la aprobación en unos cuantos días, aduciendo que los inconvenientes causados a la industria petrolera por estas inyecciones ilegales de fluídos deben ser considerados como “emergencia pública.”

La demanda de hoy pide al tribunal que declare como ilegales las nuevas regulaciones y que obligue a las autoridades de California a que detengan estas operaciones de inyección por parte del sector petrolero en el estado. 

DOGGR admite que ha permitido que miles de pozos petroleros sean inyectados con líquidos, incluyendo aguas de desecho, que dan directamente a acuíferos protegidos en una clara violación de la ley. Estas inyecciones ilícitas están contaminando el agua subterránea en infinidad de acuíferos por todo el estado, desde Monterey hasta los condados de Kern y Los Angeles (ver mapa interactivo).   

Los reguladores de la industria petrolera, estipula la demanda, emitieron regulaciones de emergencia para tratar de evadir sus responsabilidades de evitar que el agua en California sea contaminada ilícitamente por residuos petroleros. “Estas reglas ponen de cabeza la definición y el propósito de una emergencia al utilizar los poderes regulatorios de emergencia de California y así permitir que continúe la inyección illegal de aguas residuales de la industria petrolera a las fuentes subterráneas de agua para uso humano,” según dice la queja legal.

“En vez de detener las operaciones de estos pozos de inyección subterráneos, estas regulaciones permiten que DOGGR posponga el cierre de las operaciones ilegales por casi dos años más,” dijo el Abogado de Earthjustice Will Rostov. “DOGGR está vergonzosamente re-escribiendo la ley para permitir la contaminación ilícita e innecesaria del agua para uso humano durante una sequía severa para beneficio de la industria petrolera.”

“Es imperdonable que los supervisores estatales le permitan a las compañías petroleras arrojar su tóxica agua residual a las reservas de agua en California que está sufriendo la peor sequía en 1,200 años,” dijo Hollin Kretzmann, un abogado de planta del Centro para la Diversidad Biológica. “Las inyecciones ilegales por parte del sector petrolero deben detenerse inmediatamente para proteger nuestras reservas de agua.”

El agua de residuos petroleros en California típicamente contiene altos niveles del cancerígeno benceno, según las pruebas hechas por DOGGR y por las mismas empresas petroleras. Esta agua residual también contiene líquido de fracking, el cual a menudo trae químicos que están relacionados con serios problemas de salud en los humanos, como el cáncer y algunos defectos congénitos.

“Las actuales leyes estatales y federales con justa razón reconocen que el agua subterránea es el bien más preciado, y por décadas la ley ha protegido a los acuíferos que ya están siendo utilizados al igual que aquéllos que pueden llegar a ser usados en el futuro,” dijo Nathan Matthews del Sierra Club. “La regla de emergencia de DOGGR pone de cabeza la tradición legal y le da a la industria petrolera y de gas rienda suelta para que contamine los acuíferos de California antes de determinar si el agua subterránea se necesitará en el futuro.”

DOGGR admite que ha fracasado en salvaguardar los acuíferos adecuadamente de la contaminación causada por el sector petrolero por años. De hecho, los reguladores del sector petrolero han cerrado apenas 23 de casi 2,500 pozos de inyección que han sido identificados por su operación illegal en acuíferos protegidos. Al proponer las regulaciones de emergencia, DOGGR dijo que “los planes de negocios a largo plazo de la industria petrolera pueden llegar a ser afectados si se les pide que cumplan las leyes estatales y federales existentes.”

En cartas con fecha del 14 de abril, 2015, Earthjustice, el Centro para la Diversidad Biológica y el Sierra Club le exigieron a la Oficina de Ley Administrativa de California, que fue la que aprobó las regulaciones de DOGGR, que rechazara las reglas de emergencia de DOGGR. 

Contacto de Prensa

Betsy Lopez-Wagner, Earthjustice, (415) 217-2159

We're the lawyers for the environment, and the law is on our side.