Skip to main content

Demanda desafía erróneo plan para salvar al lobo gris mexicano

El plan ignora la ciencia, falla en acciones de recuperación urgentes
Nagel Photography/Shutterstock

Four decades after listing, the U.S. Fish and Wildlife Service finally have to complete a plan to recover the Mexican gray wolf. Unfortunately it's deeply flawed.

Nagel Photography/Shutterstock
January 30, 2018
TUCSON, AZ. —

Una coalición de defensores de fauna silvestre presentó hoy una demanda que desafía el defectuoso plan de recuperación de la administración Trump para el lobo gris mexicano, uno de los mamíferos más amenazados de América del Norte.

La demanda cuestiona el plan porque omite la mejor ciencia disponible para establecer objetivos de población, corta el acceso de los lobos al hábitat de recuperación  y no responde a las crecientes amenazas genéticas para la especie.

"Los lobos mexicanos necesitan urgentemente más espacio para vagar, protección contra las matanzas y más lanzamientos de lobos para mejorar la diversidad genética, pero el plan de recuperación del lobo mexicano no ofrece ninguna de estas cosas", dijo la abogada de Earthjustice Elizabeth Forsyth, quien representa a la coalición. "Los lobos enfrentarán una amenaza constante para su supervivencia a menos que se realicen cambios importantes".

La Administración Trump emitió el tan esperado plan de recuperación en noviembre de 2017. El plan ignoró los comentarios presentados por decenas de miles de personas, incluidos destacados científicos que desafiaron la calidad de la ciencia utilizada y pidieron protecciones más fuertes y esfuerzos de recuperación más agresivos. La mejor ciencia disponible indica que la recuperación del lobo mexicano requiere al menos tres poblaciones conectadas que sumen aproximadamente 750 individuos; un esfuerzo de reintroducción cuidadosamente manejado que prioriza la mejora de la salud genética de los animales; y el establecimiento de al menos dos centros de población adicionales en el sur de las Montañas Rocosas y la región del Gran Cañón.

El nuevo plan descartó esa evidencia científica al no considerar áreas de recuperación adicionales en los Estados Unidos. En su lugar, traslada gran parte del esfuerzo de recuperación propuesto a México, donde el hábitat de lobo no está disponible. El plan también propone números de lobos inadecuados y no proporciona un programa de reintroducción suficiente robusto para abordar las amenazas genéticas.

 "Los lobos mexicanos son vitales para restablecer el equilibrio natural en el suroeste, pero necesitan un plan de recuperación sólido y basado en la ciencia para abordar las amenazas urgentes", dijo Michael Robinson, del Centro para la Diversidad Biológica. "Estamos muy preocupados de que el plan de Trump elimine a los lobos de los hábitats en el Gran Cañón y el sur de las Montañas Rocosas y eliminen las protecciones mientras aún están en peligro".

"El plan de recuperación final deja demasiado al azar y probablemente resulte en volver a listar al lobo mexicano en el futuro", dijo Bryan Bird, de Defenders of Wildlife. "Este es un plan político, no un plan de recuperación que cumple con los estándares de la Ley de Especies en Peligro de Extinción".

"Este es un problema nacional. Los lobos mexicanos ayudan a mantener el paisaje estadounidense intacto y saludable. Esperamos que este desafío legal ayude al Servicio de Pesca y Vida Silvestre a crear el mejor plan posible, basado en ciencia sólida, para ayudar a salvar a esta especie", dijo Virginia Busch del Endangered Wolf Center.

"Es profundamente decepcionante haber esperado 35 años para un nuevo plan que es fatalmente defectuoso de muchas maneras", dijo David Parsons, ex coordinador de recuperación de lobos mexicanos del Servicio de Pesca y Vida Silvestre. “El contenido del plan fue dictado principalmente por agencias estatales de vida silvestre que se sabe que son antitéticas a la recuperación significativa de los lobos mexicanos. Los hábitats de alto valor adecuados para la recuperación del lobo en los Estados Unidos no fueron considerados. Y confiar en un país extranjero, donde el gobierno de EE. UU. no tiene autoridad para lograr una recuperación total, está plagado de riesgos para la supervivencia a largo plazo de nuestros lobos del sudoeste”

"El Servicio está otorgando demasiada autoridad a las mismas agencias estatales que han tomado medidas extraordinarias para obstaculizar la recuperación sobre el tiempo, la ubicación y las circunstancias de las liberaciones de lobos", dijo Maggie Howell del Wolf Conservation Center. "Demasiadas oportunidades, y francamente lobos genéticamente irremplazables, ya se han desperdiciado bajo la mala administración de los estados. Los lobos en peligro crítico merecen algo mejor".

Información de fondo:

El lobo gris mexicano casi desapareció de la faz de la tierra a mediados del siglo XX debido a la persecución humana. Toda la población de los lobos mexicanos en la actualidad desciende de solo siete individuos que fueron capturados y colocados en un programa de cría en cautividad antes de que la especie fuera exterminada del medio silvestre.

Como resultado de un programa de reintroducción, hoy en día existe una población de aproximadamente 113 lobos mexicanos que viven en la naturaleza en los Estados Unidos, ubicados en el área de Blue Range en el este de Arizona y en el oeste de Nuevo México. Sin embargo, la población reintroducida sufre de una alta mortalidad debido a la matanza ilegal y la genética comprometida debido a su contacto con la extinción.

En 2014, Earthjustice—en nombre del Centro para la Diversidad Biológica, Defenders of Wildlife, el retirado coordinador de recuperación de lobos mexicanos del Servicio de Pesca y Vida Silvestre, David R. Parsons, el Endangered Wolf Center y el Wolf Conservation Center—presentó una demanda contra el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EE. UU., por no desarrollar un plan de recuperación.

Un acuerdo de esa demanda llevó a la emisión del plan de recuperación de lobos mexicanos que los mismos demandantes ahora están desafiando. Los demandantes están pidiendo a un juez federal que ordene al gobierno que desarrolle un plan de recuperación de lobos mexicanos que responda legítimamente a las necesidades de recuperación de la especie tal como lo exige la ley.

Click here to read the press release in English. 

Preguntas de prensa

Alejandro Dávila, secretario de prensa, Earthjustice, 202-745-5229

Overruling Trump: 103 lawsuits filed against the Trump administration.

Qué es Earthjustice

Earthjustice, fundada en 1971, es la principal organización legal que trabaja en defensa del medio ambiente con fines no lucrativos. Defendemos los casos más emblemáticos por todo el país para crear precedentes legales y usamos el poder de las leyes y la fortaleza de las alianzas para proteger la salud del público en general; preservar los paisajes naturales y la vida silvestre; abogar por el uso de energéticos limpios; y para combatir el cambio climático. Nos hemos asociado con miles de grupos, partidarios, individuos y comunidades en general y nos hemos comprometido a luchar contra los problemas ambientales de nuestro tiempo y así poder lograr un cambio positivo. Estamos aquí porque la Tierra necesita un buen abogado en defensor.