Skip to main content

Defensores del Medio Ambiente Demandan a la EPA Por Dejar En Su Lugar Protecciones Laxas de Aire Puro en Ocho Estados

Áreas que todavía poseen aire contaminado serán sujetas a protecciones más fuertes
Refinery in Houston

A través de la Ley De Aire Limpio, la EPA tiene una obligación de establecer Estándares Nacionales de Calidad Ambiental del Aire (NAAQS, por sus siglas en inglés)

Louis Vest / CC BY-NC 2.0
May 7, 2019
San Francisco, CA —

Esta semana, el Sierra Club y el Center for Biological Diversity, representados por Earthjustice, presentaron una demanda en contra de la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) por no incrementar protecciones en numerosas comunidades que presentan peligrosos niveles de esmog. Las comunidades en cuestión incluyen las áreas de Houston y Dallas-Forth Worth; los condados californianos de San Diego, Nevada e Imperial; el área del Gran Chicago; Phoenix, Arizona; Baltimore, Maryland; Sheboygan, Wisconsin; el estado de Connecticut; y la Ciudad de Nueva York.

Todas estas áreas y otras más están sujetas a las protecciones de la Ley de Aire Limpio debido a que sus niveles de ozono han excedido los estándares protectores de salud y ecosistema que la EPA estableció en 2008. En virtud de la Ley de Aire Limpio, la EPA estaba legalmente obligada a determinar el 20 de enero de 2019 si el aire estaba lo suficientemente limpio para cumplir con las normas establecidas hace 11 años. Áreas que todavía poseen aire sucio serán sujetas a protecciones más fuertes, pero la EPA aún fracasa en llevar a cabo las determinaciones requeridas. Por ende, algunas protecciones que son más efectivas no han entrado en efecto, en tanto que miembros de la comunidad y áreas naturales continúan padeciendo una contaminación nociva.

El esmog perjudica la salud humana y el medio ambiente en comunidades rurales, urbanas y suburbanas alrededor del país. A través de la Ley De Aire Limpio, la EPA tiene una obligación de establecer Estándares Nacionales de Calidad Ambiental del Aire (NAAQS, por sus siglas en inglés) para un número de contaminantes comunes del aire, incluyendo el ozono a nivel de suelo. La contaminación formada por el ozono está compuesta por compuestos orgánicos volátiles que se encuentran en el petróleo, gas y desarrollo petroquímico, al igual que óxidos de nitrógeno como resultado de la quema de combustibles fósiles como el carbón y el gas producido del fracking. Entre dichos compuestos peligrosos se encuentran el benceno, el formaldehído y el tolueno. El ozono a nivel de suelo es un contaminante peligroso que impacta aquellos con problemas respiratorios como el asma, causa nacimientos prematuros, muertes prematuras e impacta de manera significativa a niños y ancianos.

Reducir la contaminación de esmog también es un asunto que concierne a la justicia ambiental, ya que muchas fuentes de contaminación formadas por el ozono están ubicadas en comunidades de bajos recursos y comunidades de color en áreas rurales y centros urbanos. Por ejemplo, en Texas, comunidades de color de bajos recursos a lo largo del Canal Ship de Houston enfrentan niveles extremos de contaminación por parte de la refinería de petróleo y la industria petroquímica. Esas industrias son responsables de los altos índices de contaminación que se forma por el esmog y que afecta a toda la región. Cuando la EPA asume su acción, requerida por ley, para incrementar protecciones del aire limpio en Houston, las instalaciones en el área de Canal Ship se enfrentarán a límites más fuertes frente a los compuestos volátiles y óxidos de nitrógeno que son perjudiciales y que ellos mismos generan.

Áreas con problemas de contaminación más severas tienen más tiempo en cumplir con estándares de logro, pero están sujetos a limitaciones de emisión más drásticas en “grandes fuentes” de contaminación formadas por el ozono, sean nuevas o renovadas como plantas de carbón, refinerías e instalaciones químicas, aunado a un mejor control de emisiones de vehículos motorizados.

La demanda es, básicamente, una fecha límite dirigida a obligar a la EPA en acarrear su deber de emitir “determinaciones de logro” y subir la clasificación de áreas que no cumplen con los estándares de 2008 para una fecha determinada en un futuro no muy lejano.

“La labor de la EPA en virtud de la Ley de Aire Limpio es simple: determinar si estas comunidades continúan infringiendo los estándares de ozono de 2008. Su falta de acción es perjudicial para los que integran esas comunidades, especialmente los niños y personas con asma. Nos dirigimos a los tribunales porque ya es tiempo de que la EPA acate la ley y haga su trabajo”, dijo Seth Johnson, un abogado de Earthjustice quien está representando al Sierra Club y al Center of Biological Diversity.

“Además de enfermar a las personas, el ozono ocasiona un gran daño a una amplia variedad de flora y fauna incluyendo el cerezo negro americano, el álamo temblón, el pino ponderosa y el álamo de Virginia”, subrayó Robert Ukeiley, abogado sénior de salud ambiental para el Center of Biological Diversity. “La falta de acción por parte de la EPA de la administración de Donald Trump debe ser desafiada en vista de las graves consecuencias al no disminuir el esmog”.   

La denuncia fue presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California.

Read in English 

 

Contacto de Prensa

Vanessa Ramos, Sierra Club, (512) 586-1853

Robert Ukeiley, Center for Biological Diversity, (720) 496-8568

Seth Johnson, Earthjustice, (202) 667-4500, ext. 5245

Robert Valencia, estratega de medios hispanos para Earthjustice, (212) 284-8024

Overruling Trump.