Skip to main content

Demanda Impugna Ataque de la Administración Trump Hacia la Ley de Especies en Peligro de Extinción

Grupos ambientalistas se dirigen a la corte a raíz del plan de extinción de Trump y Bernhardt

El águila calva, una de las especies incluidas en la Ley de Especies en Peligro de Extinción.

Shutterstock
August 21, 2019
Washington, D.C. —

Los grupos de protección ambiental y animal demandaron hoy a la administración Trump por sus nuevas regulaciones que debilitan drásticamente la Ley de Especies en Peligro de Extinción. Earthjustice presentó la demanda en nombre de organizaciones como Center for Biological Diversity, Defenders of Wildlife, Sierra Club, Natural Resources Defense Council, National Parks Conservation Association, WildEarth Guardians, y Humane Society of the United States.

La demanda de hoy presenta tres reclamos contra las nuevas reglas de la administración Trump:

  1. La administración Trump no divulgó ni analizó públicamente los daños e impactos de estas reglas, en violación de la Ley de Política Ambiental Nacional (NEPA, por sus siglas en inglés).
  2. La administración introdujo nuevos cambios en las reglas finales que nunca se hicieron públicas y no estaban sujetas al escrutinio público, lo que excluyó a la población estadounidense del proceso de toma de decisiones.
  3. La administración violó el lenguaje y el propósito de la Ley de Especies en Peligro de Extinción al cambiar irrazonablemente los requisitos para cumplir con la Sección 7, que requiere que las agencias federales se aseguren de que las acciones que autorizan, financian o llevan a cabo no ponen en peligro la existencia de ninguna de las especies incluidas en la lista, o destruir o modificar adversamente el vital hábitat designado de cualquier especie incluida en la lista.

Este es el primer conjunto de reclamos en lo que será un desafío legal más grande. El mismo grupo de demandantes presentó ayer un aviso de intención de 60 días de demandar por reclamos adicionales relacionados con la Sección 4 de la Ley de Especies en Peligro de Extinción (ESA por sus siglas en inglés), incluida la nueva norma que inyecta consideraciones económicas en las decisiones de inclusión y la norma que elimina las protecciones automáticas para las especies amenazadas recientemente incluidas en la lista.

“Nada en estas nuevas reglas ayuda a la vida silvestre, punto. En cambio, estos cambios regulatorios buscan hacer que la protección y la recuperación de especies amenazadas y en peligro sean más difíciles y menos predecibles. Vamos a ir a la corte para arreglar esto”, dijo Kristen Boyles, abogada de Earthjustice.

“Las reglas de Trump son un sueño hecho realidad para las industrias contaminantes y una pesadilla para las especies en peligro de extinción”, dijo Noah Greenwald, director de especies en peligro de extinción del Centro para la Diversidad Biológica. “Los científicos de todo el mundo están haciendo sonar la alarma sobre la extinción, pero la administración Trump está eliminando las salvaguardas para las especies en peligro de extinción de la nación. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para evitar que estas reglas sigan adelante”.

“Las nuevas reglas alejan la Ley de Especies en Peligro de Extinción de una ciencia sólida que la ha hecho tan efectiva, abriendo la puerta a decisiones políticas expresadas como afirmaciones de que las amenazas a las especies son demasiado inciertas para abordarlas”, dijo Karimah Schoenhut, abogada de personal del Sierra Club. “Ante la crisis climática, el resultado de este abandono de responsabilidad será la extinción”.

“Estamos en una defensa inquebrantable de la Ley de Especies en Peligro de Extinción, que la administración Trump está intentando desmantelar en medio de una crisis climática que amenaza la vida silvestre a nivel mundial”, dijo Bart Melton, director del Programa de Vida Silvestre del National Parks Conservation Association. “Las nuevas regulaciones son particularmente malas noticias para los candidatos a protección, incluido el esquivo zorro rojo de Sierra Nevada, con hábitat en los parques nacionales de los volcanes Yosemite y Lassen. Esta administración claramente está colocando los intereses del desarrollo de petróleo y gas por encima de la vida silvestre del parque nacional de Estados Unidos. El Secretario del Interior [David] Bernhardt solo ha confirmado nuestras preocupaciones sobre sus prioridades y ha fortalecido nuestra determinación de luchar, tomando medidas legales para revertir esta decisión”.

“En medio de una crisis de extinción sin precedentes, la administración Trump está destripando nuestra ley de protección de vida silvestre más efectiva”, dijo Rebecca Riley, directora legal del programa de naturaleza en el Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés). “Estos cambios regulatorios colocarán a las especies vulnerables en peligro inmediato, todo para cubrir los bolsillos de la industria. Contamos con que los tribunales intervengan antes de que sea demasiado tarde”.

“Frente a una crisis de extinción global, la administración Trump ha socavado la Ley de Especies en Peligro de Extinción, una de nuestras leyes ambientales más exitosas. Esta acción claramente tiene la intención de beneficiar a los desarrolladores y las industrias extractivas, no a las especies, y vamos a la corte para detener esto. La abrumadora mayoría de los estadounidenses quiere asegurarse de que las especies amenazadas y en peligro de extinción estén protegidas para las generaciones futuras”, dijo Jason Rylander, asesor principal de Especies en Peligro de Extinción para Defenders of Wildlife.

“Esta administración tiene un patrón claro de negación del cambio climático y hostilidad hacia la conservación”, dijo Taylor Jones, defensora de especies en peligro de extinción en WildEarth Guardians. “No vamos a dejarlo en pie. Los veremos en la corte”.

“El público apoya abrumadoramente a la ESA, que ha logrado salvar a las ballenas jorobadas, las águilas calvas y más del 99 por ciento de las especies incluidas en el borde de la extinción”, dijo Nicholas Arrivo, abogado de personal para Humane Society of the United States. “Este paquete de cambios regulatorios prioriza las ganancias de la industria sobre la existencia misma de especificidades en peligro”.

Antecedentes de la Ley de Especies en Peligro de Extinción:

La Ley de Especies en Peligro de Extinción aspira a prevenir la extinción, recuperar plantas y animales en peligro y proteger los ecosistemas de los que dependen. Por más de 40 años, la Ley de Especies en Peligro de Extinción ha sido una ley de conservación notablemente exitosa que protege las especies en peligro y sus hábitats. En los años transcurridos desde su promulgación, un notable 99 por ciento de las especies incluidas, como el águila calva, el manatí de Florida y el lobo gris, se han salvado de la extinción.

La Ley de Especies en Peligro de Extinción no solo es una ley efectiva, sino que también es inmensamente popular. Una encuesta de Tulchin Research de 2015 mostró que el 90 por ciento de los votantes apoya la Ley, incluido el 96 por ciento de las personas que se identifican como liberales y el 82 por ciento de los que se catalogan como conservadores. Un estudio de 2018 realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio encontró que aproximadamente cuatro de cada cinco estadounidenses apoyan la Ley de Especies en Peligro de Extinción. Más de 800,000 personas enviaron comentarios a las agencias federales oponiéndose a estos cambios.

El secretario del Departamento del Interior de los Estados Unidos, David Bernhardt, es un ex cabildero de las compañías de petróleo y gas, la gran agricultura y otros intereses especiales. Bernhardt supervisó los retrocesos de esta ley de conservación crítica.

Las nuevas regulaciones son un debilitamiento sin precedentes de las protecciones para las especies en peligro de extinción. Entre otras cosas, permiten la consideración de factores económicos en las decisiones sobre si las especies están en la lista de especies amenazadas o en peligro de extinción, despojan a las especies amenazadas recientemente incluidas en la lista de protección automática, debilitan la protección del hábitat crítico de las especies y relajan los estándares de consulta que están destinados a garantizar que las agencias federales evitar poner en peligro la supervivencia de las especies.

Read in English

Contacto de Prensa

Robert Valencia, estratega de medios hispanos para Earthjustice

We're the lawyers for the environment, and the law is on our side.