Skip to main content

El Congreso Debe Frenar la Financiación de la Agenda Fronteriza de la Administración Trump

La legislación sobre apropiaciones de fin de año otorga a la administración $1,4 mil millones

El Río Grande cruza el parque estatal Big Bend Ranch en Texas. Este idílico paisaje a través de comunidades, vida silvestre y humedales que dependen de este cauce están en peligro de destrucción por la construcción del muro fronterizo de la administración Trump.

CMY23 / CC BY-NC 2.0
December 18, 2019
Washington, D.C. —

El Congreso aprobó $1,4 mil millones adicionales para la construcción del muro fronterizo de la administración Trump — el mismo nivel de financiamiento otorgado en 2018 bajo el control republicano unificado del Senado y la Cámara de Representantes — una vez más en la legislación de financiación de fin de año del Departamento de Seguridad Nacional.

Dadas las recientes sentencias judiciales que obstaculizan la prisa de la administración para construir barreras fronterizas, con el uso de fondos incautados por una declaración ilegal de emergencia nacional, cada dólar entregado a esta administración por el Congreso es un dólar para la devastación generalizada en el aire, el agua, las personas y las comunidades a lo largo de la frontera. Si bien el Congreso no incluyó cementerios históricos como la Capilla y el Cementerio Jackson Ranch y el Cementerio Eli Jackson en la legislación, la amenaza de un muro fronterizo todavía se posa sobre docenas de comunidades sin sepulcros históricos.

La siguiente es una declaración de Raúl García, Director Legislativo del programa Comunidades Saludables en Earthjustice:

“Es profundamente decepcionante que el Congreso proporcione más fondos para el muro. Al entrar en una nueva sesión, esperamos que los líderes del Congreso reflexionen sobre su decisión de permitir una mayor destrucción del Río Grande y las comunidades, la vida silvestre y los humedales que dependen del mismo. Este proyecto de ley provocará un mayor desarraigo de los hogares ancestrales de los miembros de las Primeras Naciones que han cruzado el río en paz durante miles de años. Y, lo que es más importante, da aún más dinero a la agenda cruel, aborrecible y destructiva del medio ambiente de esta administración.

“Agradecemos a los incansables defensores del Congreso que garantizaron nuevas protecciones para sitios culturales históricos y hermosos paisajes. Es lamentable que muchos de nuestros otros representantes elegidos le hayan dado la espalda a la frontera. Esta debe ser la última vez que el Congreso premia los diseños de esta administración para un muro de odio”.

Read in English 

Contacto de Prensa

Robert Valencia, estratega de medios hispanos, Earthjustice