Skip to main content

La Administración Trump Anuncia Plan Para Hacer Que Las Aguas Vuelvan a Arder

La Regla de Agua Sucia amenaza la protección de casi una de cada cinco corrientes de agua

Gráfica que describe los cambios propuestos de la administración Trump.

January 23, 2020
Washington, D.C. —

El presidente Trump dio a conocer la Regla del Agua Sucia, un intento por reformar las protecciones garantizadas por la Ley de Agua Limpia. Dicha regla es la piedra angular de un esfuerzo por revertir varias reglas que ignoran la ciencia y la ley en un intento de desmantelar las protecciones públicas para el agua y recompensar a los contaminadores.

Se espera que la medida elimine protecciones — garantizadas por la Ley de Agua Limpia — a un gran número de aguas en todo el país. De un solo golpe, la administración planea declarar que una proporción significativa de arroyos, lagos, bahías, lagunas, humedales, cabeceras y más en todo el país ya no cuenten como "aguas de los Estados Unidos". Las protecciones federales bajo la Ley de Agua Limpia ya no se aplicarán y quedarán pocas protecciones para evitar que los contaminadores arrojen subproductos tóxicos a nuestras aguas.

La Regla del Agua Sucia tendrá serios impactos para las comunidades de todo el país, principalmente la comunidad hispana. La Regla de Agua Limpia, implementada en 2015, fue un paso importante en la dirección correcta, ayudando a garantizar que todas las comunidades se incluirían en el objetivo final de la Ley de Agua Limpia. Sin embargo, al poner los intereses de las industrias contaminantes por encima de las familias estadounidenses, pondrá en riesgo el agua de millones de hispanos.

Decenas de millones de personas confían en las garantías fundamentales de la Ley de Agua Limpia para proteger sus fuentes de agua potable. Las pequeñas empresas, las familias y las comunidades llevarán una carga significativa del aumento de la contaminación en los arroyos y humedales. Desde 2017, varios estados han abandonado su apoyo a la agenda de agua pro-contaminante de esta administración. Todos dependemos del agua potable, pero la Regla de Agua Sucia garantizará que ya no podamos contar con la Agencia de Protección Ambiental para proteger el agua que fluye a nuestros vecindarios, comunidades y estados de los contaminadores.

La siguiente es una declaración de Janette Brimmer, abogada de la Oficina Regional del Noroeste para Earthjustice que lucha contra la Regla del Agua Sucia:

“La administración del presidente Trump quiere que nuestras aguas ardan nuevamente. Esta afrenta total a las salvaguardas básicas devolverá a nuestro país a los días en que los contaminadores corporativos podían arrojar lo que ellos quisieran en los arroyos y humedales que, a menudo, se conectan al agua que bebemos. Necesitamos evitar que esta administración y sus secuaces corporativos causen otro incendio como el del Río Cuyahoga en 1969. Earthjustice utilizará todas las herramientas que tengamos disponibles para defender la Ley de Agua Limpia”.

Contacto de Prensa

Robert Valencia, estratega de medios hispanos, (212) 284-8024

We're the lawyers for the environment, and the law is on our side.