Skip to main content

Actualización: Nueva York Prohibe Sustancias Químicas En Envolturas Y Empaque De Alimentos

Victory: Legislatura del estado aprobó ley que prohíbe el PFAS en envolturas y empaques de alimentos

La envoltura de alimentos es una de las fuentes principales de exposición al PFAS.

GETTY
July 21, 2020
Nueva York, NY —

Actualización del 23 de Julio: Hoy, la legislatura del estado de Nueva York aprobó una ley que prohíbe las sustancias per o polifluoroalquilo (PFAS) en las envolturas y empaques de alimentos vendidos o distribuidos en el estado, la cual entrará en vigencia en 2023. Earthjustice, sus socios y clientes agradecen a los legisladores estatales que siguieron la ciencia y votaron para proteger a las familias mediante la prohibición de PFAS tóxicos, que están vinculados a enfermedades graves y pueden exacerbar los efectos perjudiciales para la salud de COVID-19.

La siguiente es una declaración de Eve Gartner, abogada gerente del Programa de Exposición a Tóxicos y Salud.

“Nueva York ha dado un gran paso para proteger a sus residentes de los productos químicos tóxicos conocidos como PFAS. Vamos a abordar durante décadas la forma de sacar el PFAS de nuestra agua potable y pagar los costos de esa limpieza. Este es un tema de sentido común para prohibir el uso de PFAS en el empaque o envoltura de alimentos, ya que sabemos que estos productos químicos terminan en nuestros alimentos y nuestros cuerpos”.

La medida incluye la prohibición del uso de papel, cartón o cualquier material hecho con fibra vegetal. Estos productos se utilizan en la envoltura de comida rápida o para sándwiches, es decir, cualquier papel que es resistente a la grasa, o contenedores de alimentos para llevar que son producidos con el material ya mencionado. Como lo mencionamos en nuestro post anterior, los hispanos deben prestar atención a la exposición de estos compuestos y su vínculo con trastornos en embarazos, el sistema endocrino e inmunitario, además del aumento en niveles de colesterol y otras repercusiones en el aprendizaje y comportamiento de los menores. Históricamente, los hispanos que viven en áreas segregadas de ciudades del estado como Nueva York se ven afectados por el escaso acceso a la salud. De hecho, en el momento más álgido del contagio el pasado mes de abril, 34 por ciento de los fallecidos por coronavirus eran hispanos, a pesar de representar solamente el 29 por ciento de la población en la ciudad.

Esta semana, los legisladores del estado de Nueva York deben considerar los proyectos de ley S.8817 y A.4739-C, que prohibirían la venta o distribución de empaques o envolturas de alimentos que contienen sustancias por o polifluoroalquilo (PFAS) a fines de este año. Earthjustice, sus socios y clientes instan a los legisladores estatales a seguir la ciencia y proteger a las familias del PFAS al prohibir estos productos químicos que se utilizan en envolturas de alimentos como hamburguesas, así como platos y otros materiales. Los PFAS están relacionados con enfermedades graves y pueden exacerbar los efectos perjudiciales para la salud por COVID-19.

De acuerdo con otras fuentes, los hispanos deben prestar atención a la exposición de estos compuestos y su vínculo con trastornos en embarazos, el sistema endocrino e inmunitario, además del aumento en niveles de colesterol y otras repercusiones en el aprendizaje y comportamiento de los menores. Históricamente, los hispanos que viven en áreas segregadas de ciudades del estado como Nueva York se ven afectados por el escaso acceso a la salud. De hecho, en el momento más álgido del contagio el pasado mes de abril, 34 por ciento de los fallecidos por coronavirus eran hispanos, a pesar de representar solamente el 29 por ciento de la población en la ciudad.

La siguiente es una declaración de Eve Gartner, abogada gerente del Programa de Exposición a Tóxicos y Salud.

La semana pasada, una coalición de 37 organizaciones estatales y nacionales de medio ambiente, salud pública y justicia ambiental enviaron una carta a la Legislatura de Nueva York pidiendo la prohibición del PFAS en los empaques de alimentos. La coalición, que incluye capítulos de Nueva York de la Academia Estadounidense de Pediatría, Nueva York Limpia y Saludable, WE ACT for Environmental Justice y Consumer Reports, señaló que las envolturas de alimentos son una fuente importante de exposición al PFAS. También señalaron que la necesidad de este proyecto de ley cobra relevancia porque, como lo reconocen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la exposición al PFAS puede afectar el sistema inmunitario, lo que aumenta el riesgo de contraer enfermedades infecciosas como el COVID-19.

Hay muchas alternativas asequibles que ya se usan ampliamente, por lo que eliminar los PFAS tóxicos a través del empaque de alimentos es un objetivo de sentido común y factible para todos los neoyorquinos. De hecho, el presupuesto del Departamento de Defensa de EE. UU. del año pasado incluyó una prohibición de empaques con PFAS en “comidas listas para consumo” para los miembros del servicio militar en condiciones de campo. Nuestras familias merecen ser protegidas de la misma manera.

Contacto de Prensa

Robert Valencia, estratega de medios hispanos, Earthjustice

We're the lawyers for the environment, and the law is on our side.