Skip to main content
Seleccionar idioma:
11/18/2020

Nueva York Debe Proteger Jardines Comunitarios, Señalan Earthjustice y Coalición de Organizaciones

Los jardines comunitarios aportan una serie de importantes beneficios ambientales y sociales para la ciudad de Nueva York, pero actualmente siguen siendo vulnerables al desarrollo.

Contacto de Prensa

Robert Valencia, estratega de medios hispanos para Earthjustice, rvalencia@earthjustice.org

Nueva York, NY

La Coalición de Jardines Comunitarios de la Ciudad de Nueva York (NYCCGC), la organización de derecho ambiental Earthjustice y 52 grupos aliados signatarios presentaron hoy el material “Desde La Raíz: Una Petición para Proteger los Jardines Comunitarios de la Ciudad de Nueva York”, exhortando a las agencias gubernamentales de la ciudad a brindar mayores protecciones legales para los jardines comunitarios.

Los más de 550 jardines comunitarios de la ciudad de Nueva York son espacios verdes diseñados y conservados por los residentes de la ciudad, lo que los hace especialmente sensibles a las necesidades de los vecindarios. En barrios desatendidos por parques públicos, los jardines comunitarios ofrecen espacios abiertos, vegetación, y la alegría y el sosiego de los entornos naturales cultivados por la comunidad. Alrededor de la ciudad, los jardines comunitarios fomentan el compromiso cívico y reflejan los diversos valores sociales y culturales de sus vecindarios y jardineros. Los jardines comunitarios también contribuyen significativamente a los esfuerzos de sostenibilidad de la ciudad de Nueva York, proporcionando servicios ecosistémicos como mitigación de inundaciones, filtración de aire, reducción de calor y hábitat vital para polinizadores como abejas y otras especies.

Asimismo, los huertos comunitarios ayudan a enfrentar las disparidades de salud pública causadas por la injusticia racial y socioeconómica. A menudo, las comunidades afroestadounidenses e hispanas históricamente marginadas tienen acceso limitado a alimentos frescos, lo que resulta en una mayor incidencia de problemas de salud relacionados con la dieta alimentaria. Durante la pandemia de COVID-19, estas comunidades experimentaron algunas de las tasas más altas de infección y muerte. El noventa por ciento de los residentes del Bronx que murieron de COVID-19 tenían al menos una condición de salud subyacente relacionada con una dieta deficiente, como diabetes, presión arterial alta y obesidad. Los huertos comunitarios de la ciudad de Nueva York ayudan a combatir las desigualdades de salud pública al ampliar el acceso a frutas y verduras frescas, proporcionar programas educativos para compartir información sobre cocina nutritiva y promover la actividad física a través de la jardinería.

Aunque los huertos comunitarios brindan beneficios vitales a sus vecindarios — esencialmente sin costo para los contribuyentes — tienen pocas protecciones legales, y muchos luchan por sobrevivir frente a intereses territoriales tales como proyectos de construcción y desarrollo.

“Para nuestras diversas comunidades en toda la ciudad, el corazón y el alma de esta petición se encuentran en nuestros jardines comunitarios. Mientras nuestras comunidades fueron abandonadas por la ciudad, actos espontáneos de fe entre nosotros fueron — y siguen siendo — la fuerza que nos une para reclamar nuestras comunidades y honrar nuestro sentido de la dignidad humana”, dijo Raymond Figueroa, Jr., presidente del NYCCGC.

“Es a través del cultivo del suelo como un acto colectivo en nuestros jardines comunitarios que estamos labrando y reafirmando nuestro sentido cultural de comunidad. Es en la cosecha de las flores y la comida como acto colectivo que compartimos las bendiciones de la belleza, la salud y la curación en nuestras vidas. Cuando estamos en nuestros jardines comunitarios, respiramos libremente el aire fresco que ha sido purificado por las plantas y los árboles, y nuestro espíritu se renueva por el campo de energía del amor que llamamos la Madre Tierra”, afirmó Figueroa, Jr.

Para preservar y proteger los jardines comunitarios, los signatarios solicitan que las agencias de la ciudad de Nueva York designen los jardines comunitarios propiedad de la ciudad como áreas ambientales críticas (CEA) en virtud de la Ley de Revisión de la Calidad Ambiental del Estado de Nueva York (SEQRA). En la actualidad, Jamaica Bay en Queens existe como el único CEA de la ciudad.

La designación CEA ayudará a garantizar que los proyectos y actividades que puedan afectar los jardines comunitarios estén sujetos a una revisión ambiental consistente y rigurosa, además de tener en cuenta sus características excepcionales y brindar amplias oportunidades para la participación pública. La designación CEA de jardines comunitarios representa un paso significativo hacia el reconocimiento y la preservación de los jardines comunitarios como partes vitales del paisaje de la ciudad. De la misma manera, al designar jardines como CEA, la ciudad reconocería a los jardineros comunitarios como administradores de la sostenibilidad y resiliencia, y se aseguraría de que tengan una voz significativa y necesaria en cualquier proceso futuro de toma de decisiones que pueda afectar los jardines comunitarios.

Las regulaciones de la SEQRA autorizan a las agencias a designar áreas específicas como CEA si presentan al menos una de las siguientes características: (1) un beneficio para la salud humana; (2) un entorno natural; (3) valores agrícolas, sociales, culturales, históricos, recreativos o educativos; o (4) valores ecológicos o hidrológicos que pueden verse afectados negativamente por perturbaciones.

Respaldado por investigaciones científicas y narrativas personales de jardineros comunitarios, al igual que los destacados en nuestro sitio web “Conozca A Los Jardineros Comunitarios De La Ciudad De Nueva York” (disponible en inglés), la petición deja en claro que los jardines comunitarios satisfacen los cuatro criterios, lo que garantiza la designación CEA.

“Durante décadas, los jardineros comunitarios han beneficiado a los neoyorquinos aumentando el acceso a frutas y verduras frescas, fortaleciendo las conexiones sociales y culturales, y apoyando un hábitat urbano saludable para los polinizadores y otros animales silvestres”, dijo Alexis Andiman, abogada de Earthjustice. “Es hora de que la ciudad de Nueva York devuelva el favor trabajando con los jardineros para asegurar las protecciones que los jardines merecen tan generosamente”.

La petición presenta las siguientes tres solicitudes legales:

  • Primero, las agencias de la ciudad con jurisdicción sobre 40 jardines comunitarios identificados en la petición designan esos jardines propiedad de la ciudad como CEA bajo SEQRA dentro de los seis meses posteriores a la presentación de la petición, o antes del 18 de mayo de 2021;
  • Segundo, dentro de los 12 meses posteriores a la presentación de la petición, o antes del 18 de noviembre de 2021, el Programa GreenThumb del Departamento de Parques y Recreación lleva a cabo una evaluación de todos los jardines comunitarios restantes en terrenos de propiedad de la ciudad y confirma, en consulta con los jardineros comunitarios, que estos jardines cumplen con los criterios reglamentarios para la designación CEA; y
  • En tercer lugar, dentro de los 12 meses posteriores a la presentación de la petición, o antes del 18 de noviembre de 2021, las agencias de la ciudad designan como CEA todos los jardines dentro de sus respectivas jurisdicciones que cumplen con los criterios regulatorios para la designación de CEA, según la evaluación de GreenThumb, en consulta y coordinación con los jardineros comunitarios.

Los jardines comunitarios de la ciudad de Nueva York fortalecen sus barrios de manera significativa. NYCCGC, Earthjustice y 52 grupos aliados solicitan a las agencias de la ciudad que preserven los jardines comunitarios y reconozcan las contribuciones de los jardineros dedicados a sus comunidades.

“Nuestros huertos comunitarios son un oasis para el alma y el cuerpo, y son más necesarios que nunca en estos tiempos de crisis. De eso se trata esta petición: el respeto por nuestra Madre Tierra, la preservación de nuestros jardines comunitarios y de todas nuestras relaciones que afirman la vida, tanto en lo social como en lo ecológico, cultural, terrestre y espiritual”, dijo Figueroa, Jr.

Fundada en 1996, la misión de NYCCGC es promover la preservación, creación y empoderamiento de los jardines comunitarios a través de la educación, la promoción y la organización de base.

Sobre Earthjustice

Es la organización de derecho ambiental sin fines de lucro más importante del país. Desde nuestra fundación en 1971, nuestro litigio ha enfrentado a empresas con criminales niveles de contaminación y a instituciones gubernamentales, logrando un gran número de protecciones básicas para las personas y el planeta.