Skip to main content

Trabajadores Agrícolas Vienen a Capitol Hill en Busca de Salvaguardias

Trabajadores agrícolas de todas partes de los Estados Unidos se reúnen con miembros del Congreso para pedir protecciones básicas contra la exposición a pesticidas peligrosos
July 15, 2013
Washington, D.C. —

Hoy y mañana, una docena de trabajadores agrícolas de todas partes del país se reúnen en el Capitolio con sus miembros del congreso para pedir la aplicación de protecciones más fuertes contra pesticidas peligrosos para trabajadores agrícolas. Se aplica una cantidad estimada de 5.1 mil millones de libras de pesticidas a las cosechas cada año en los Estados Unidos. Los trabajadores agrícolas enfrentan la mayor amenaza de estas sustancias químicas que cualquier otro sector de la sociedad. Miles de trabajadores agrícolas sufren intoxicaciones por pesticidas cada año.

Farmworkers pick strawberries in Wayne County, NY.  (Courtesy of Alina Diaz, vice-president of Alianza Nacional de Campesinas.)

English Version
Farmworkers Come to Capitol Hill Seeking Safeguards

Feature
Pesticides—The Workplace Hazard
The EPA Is Ignoring

Farmworker Justice Report
Exposed and Ignored

"¿Cómo puede comer la gente sabiendo que tanto dolor y sufrimiento fueron parte del proceso de proveer esta fruta o esta botella de vino?" preguntó Alina Diaz, Presidente de la Alianza Nacional de Campesinas. "Simplemente no es justo. Los legisladores realmente necesitan hacer un gran esfuerzo para mejorar la legislación para que estos trabajadores estén protegidos."

Los trabajadores agrícolas y sus aliados que están visitando Washington, D.C. esta semana están pidiendo al congreso que proteja la salud de los trabajadores agrícolas y sus familias mediante el fortalecimiento de las regulaciones del Worker Protection Standard. Estas reglas fueron establecidas por la Environmental Protection Agency (EPA) para establecer normas de seguridad laboral para el uso de pesticidas, pero hace más de 20 años que la EPA no las haya actualizado ni revisado, a pesar de la evidencia abrumadora de sus insuficiencias.

Hay entre 1 y 2 millones de trabajadores agrícolas en los Estados Unidos. Estos forman la columna vertebral de la economía agrícola estadounidense y muchos están regularmente expuestos a pesticidas. El gobierno federal estima que los trabajadores de la industria agrícola sufren entre 10,000 y 20,000 intoxicaciones agudas por pesticidas cada año, y esta estadística probablemente subestima el número de intoxicaciones agudas, ya que muchos trabajadores agrícolas afectados no solicitan la atención de un médico.

Además, las familias de los trabajadores agrícolas están expuestas a pesticidas en forma de residuos en las herramientas, ropa, zapatos y piel de los trabajadores. La proximidad de los campos agrícolas a zonas residenciales también da lugar a la deriva aérea de pesticidas a las casas, escuelas y patios de recreo de los trabajadores agrícolas. Las investigaciones muestran que los niños son especialmente vulnerables a los efectos de estas exposiciones, incluso a niveles muy bajos.

Efectos a corto plazo de la exposición a pesticidas pueden incluir picazón en los ojos, erupciones en la piel, ampollas, náusea, dolores de cabeza, problemas respiratorios, y hasta muerte. Las exposiciones a largo plazo pueden aumentar el riesgo para los trabajadores agrícolas y sus hijos de problemas de salud crónicos y graves como el cáncer, defectos congénitos, deficiencias neurológicas, y enfermedad de Parkinson.

Las reglas de la Occupational Safety y Health Administration (OSHA) protegen a la mayoría de los trabajadores en los Estados Unidos de la exposición a químicos peligrosos. La protección contra pesticidas para los trabajadores agrícolas se deja a la autoridad de la EPA bajo las regulaciones del Worker Protection Standard (WPS) del Federal Insecticide, Fungicide, and Rodenticide Act (FIFRA), un estándar que es mucho más indulgente que las reglas de OSHA y que es fundamentalmente inadecuado.

Los trabajadores agrícolas y los defensores piden los siguientes cambios al WPS:

  • Proveer educación y capacitación más frecuentes y comprensibles para los trabajadores agrícolas sobre la protección contra los pesticidas
  • Incluir información en materiales de capacitación sobre las exposiciones de las familias de trabajadores agrícolas a los pesticidas
  • Asegurar que los trabajadores agrícolas reciban información sobre los pesticidas específicos utilizados en su trabajo
  • Requerir precauciones de seguridad y equipos de protección que limitan el contacto de los trabajadores agrícolas con los pesticidas
  • Requerir supervisión médica de los trabajadores agrícolas que manejan pesticidas neurotóxicos.

Declaración de Virginia Ruiz, Directora de salud ocupacional y ambiental, Farmworker Justice:

"Los trabajadores agrícolas rutinariamente están expuestos a pesticidas, sin embargo la capacitación de seguridad y la información que reciben son totalmente inadecuadas. La EPA debe revisar las reglas sin más demora para aumentar las salvaguardias y para evitar daños innecesarios para los trabajadores agrícolas y sus familias debidos a la exposición a los pesticidas."

Declaración de Trip Van Noppen, Presidente, Earthjustice:

"Las leyes de nuestro país ofrecen muchas menos protecciones laborales a los trabajadores agrícolas que la mayoría de los trabajadores en otros sectores industriales recibe. A pesar de los riesgos de su trabajo, los trabajadores agrícolas aún no están garantizados protecciones básicas en el trabajo para reducir la exposición a los pesticidas tóxicos que amenazan el bienestar suyo y el de sus familias e hijos. La amenaza que enfrenta a millones de trabajadores agrícolas que trabajan en los campos, las haciendas, y los viveros de nuestro país no sólo es tóxica sino fundamentalmente injusta y la EPA tiene la obligación legal de corregirla.”

Declaración de Jeannie Economos, Coordinadora del proyecto de seguridad de los pesticidas y salud ambiental, Farmworker Association of Florida:

"Me he sentado a la mesa y he visto los ojos de los trabajadores agrícolas que me muestran erupciones en los brazos y las piernas y quienes me cuentan sus debilitantes problemas crónicos de salud. Luego me cuentan que están regularmente expuestos a los pesticidas en su trabajo, a veces durante años. Es desgarrador. Estas son personas muy trabajadoras con familias y vidas vibrantes. Nuestros reglamentos tienen que hacer mucho más para proteger a las personas que nos dan de comer a todos nosotros en este país."

Declaración de Margaret Reeves, científica superior y coordinadora del programa de salud ambiental y derechos laborales, Pesticide Action Network North America (PANNA):

"Las reglas actuales simplemente no son suficientes para proteger a los trabajadores agrícolas contra los pesticidas. Mientras estos químicos peligrosos se utilizan en la agricultura, los trabajadores agrícolas necesitan protección mucha más fuerte en el campo. Después de más de una década de promesas y demora, la EPA está preparada ahora para fortalecer las reglas de protección de los trabajadores agrícolas—y necesita acertar en ello."

Declaración de Anne Katten, Directora del proyecto para pesticidas y seguridad laboral, California Rural Legal Assistance Foundation (CRLAF):

"Hace mucho que se necesita la actualización del WPS para proporcionar protección básica para los trabajadores agrícolas como la sustantiva capacitación anual sobre pesticidas y la prueba de respiradores.”

Declaración de Ed Zuroweste, MD, Oficial médico principal, Migrant Clinician’s Network:

"Como un médico que cuida a los trabajadores agrícolas, hay límites en lo que puedo hacer para tratar a un trabajador que ha sido sobreexpuesto a los pesticidas. Pero el problema de los trabajadores agrícolas y pesticidas es mucho más profundo que lo que yo puedo ver en la sala de examen. Muchas veces me frustra que lo que fácilmente podría evitarse mediante la prevención es mucho más difícil para diagnosticar y tratar después de una exposición a los pesticidas. Es la responsabilidad de nuestras agencias de protección salvaguardar a nuestros trabajadores. Los cambios propuestos a las normas del WPS son un paso en la dirección correcta para mantener más seguras en su trabajo a las personas que trabajan incansablemente para llevar comida a nuestras mesas."

Declaración de Héctor Sánchez, Director ejecutivo, Labor Council for Latin American Advancement (LCLAA), y Director del National Hispanic Leadership Agenda (NHLA):

"El descuido continuo de las protecciones para trabajadores agrícolas por nuestros organismos reguladores es inaceptable. Después de un número significativo de casos y pruebas de los serios impactos de los pesticidas para la salud de los trabajadores agrícolas, ya es hora de que la EPA hace cumplir con las regulaciones y protecciones ya establecidas para los trabajadores agrícolas."

Contacts

Raviya Ismail, Earthjustice, (202) 745-5221

Mily Treviño-Sauceda, Alianza Nacional de Campesinas, (951) 545-1917

Alina Diaz, Alianza Nacional de Campesinas, (585) 739-0705

Ernesto Velez Bustos, Centro Campesino Inc, (507) 456-9272

Virginia Ruiz, Farmworker Justice, (202) 293-5420, ext. 303

Jeannie Economos, Farmworker Association of Florida, (407) 886-5151

Margaret Reeves, Pesticide Action Network North America (PANNA), (415) 728-0176

Anne Katten, California Rural Legal Assistance Foundation (CRLAF), (916) 446-7904, ext. 2019

Amy Liebman, Migrant Clinicians Network, (512) 579-4535

Victor Baten, Labor Council for Latin American Advancement; (202) 508-6989

About Earthjustice

Earthjustice is the premier nonprofit environmental law organization. We wield the power of law and the strength of partnership to protect people’s health, to preserve magnificent places and wildlife, to advance clean energy, and to combat climate change. We are here because the earth needs a good lawyer.