Skip to main content

Dictamen judicial brinda esperanzas para los lobos grises mexicanos

Victory: Cuarenta años después de su registro en la Ley de las Especies en Peligro de Extinción, el gobierno se ve obligado a preparar un plan de recuperación
Mexican wolf on the Sevilleta National Wildlife Refuge, New Mexico.
Jim Clark / U.S. Fish & Wildlife Service
April 26, 2016
Tuscon, Ariz. —

Una coalición de grupos que trabajan por la conservación del lobo, organizaciones medioambientales y un biólogo federal retirado especializado en lobos, anunciaron hoy un dictamen judicial que requiere que el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos prepare un plan que ya ha tardado mucho para el lobo gris mexicano antes de noviembre del 2017.

Con una población de tan sólo 97 individuos en existencia al final de 2015, y menos de 25 en México, el lobo gris mexicano es uno de los mamíferos más amenazados en Norteamérica y sufre un riesgo serio de extinción. Gracias a las cortes, la agencia federal deberá cumplir su obligación legal de completar un plan de recuperación que sea jurídicamente obligatorio con la meta final de lograr una población saludable y sostenible de lobos grises mexicanos en estado salvaje. 

“El dictamen anunciado hoy brinda esperanza de que el lobo pueda ser una parte viviente del paisaje del suroeste, en lugar de una leyenda perdida de la frontera,” dijo Tim Preso, abogado de Earthjustice. “Pero para hacer realidad esa esperanza, los oficiales federales deben aceptar el reto de desarrollar un plan legítimo, basado en la ciencia para la recuperación del lobo mexicano, en lugar de ceder a la presión política.”

Earthjustice presentó una demanda en noviembre del 2014 para retar la demora, de varias décadas, del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre en completar un plan de recuperación para el lobo mexicano.  Earthjustice representa a los grupos Defenders of Wildlife, Center for Biological Diversity, al coordinador retirado de USFWS Mexican Wolf Recovery, David R. Parsons, el Endangered Wolf Center y al Wolf Conservation Center en este caso.  El anuncio de hoy de un acuerdo de conciliación llega tras una decisión por parte de un juez federal en Tucson que negó el esfuerzo del gobierno para desestimar la demanda. 

“A los lobos les encanta seguir caminos,” dijo David Parsons, antiguo líder para recuperación del lobo mexicano. “Ahora, por fin, se trazará el camino a la recuperación para los lobos críticamente amenazados del suroeste.”  

“Luego de cuatro décadas, una guía científica para la recuperación del lobo gris mexicano por fin será una  realidad,” dijo Collette Adkins, abogada senior para el Center for Biological Diversity.  “El plan de recuperación debe desencadenar la liberación de lobos criados en cautiverio a zonas silvestres y establecer nuevas poblaciones de lobos mexicanos en los ecosistemas del Gran Cañón y el sur de las Montañas Rocosas.”

El Servicio de Pesca desarrolló un documento que tituló “Plan de Recuperación” para el lobo mexicano en 1982—pero el mismo Servicio admite que el documento está incompleto y diseñado para la aplicación a corto plazo y “no contenía criterio medible y el objetivo de recuperación para eliminar del listado (al lobo) como lo requiere la Ley de Especies en Peligro.” Aun más importante, el documento de 34 años de edad no brinda un plan basado en datos científicos necesario para mover al lobo gris mexicano hacia la recuperación. Sin implementar un plan de recuperación, los esfuerzos de conservación del lobo gris mexicano, por parte del Servicio se han quedado cortos debido al insuficiente número de liberaciones de lobos en cautiverio en tierras silvestres, el traslado excesivo de los lobos de las tierras silvestres y las restricciones geográficas arbitrarias en la ocupación de los lobos que prometen un hábitat para la recuperación. El Servicio admitió en 2010 que la población de lobos grises mexicanos “no está prosperando” y permanece “en riesgo de extinción,” y además admitió que “el no desarrollar un plan actual de recuperación resulta en la guía inadecuada para los esfuerzos de reintroducción y recuperación.”

“Estamos compitiendo contra la extinción del lobo gris mexicano,” dijo Eva Sargent, representante senior del suroeste para Defenders of Wildlife. “La mejor ciencia disponible hoy, no la presión política, debe guiar el plan de recuperación para el lobo gris mexicano. Necesitamos más lobos y menos política.” 

Los demandantes afiliados en el acuerdo de conciliación de hoy incluyen a dos organizaciones de educación ambiental que dirigen instalaciones de cría en cautiverio, que han apoyado los esfuerzos de recuperación al proporcionar lobos grises mexicanos que pueden ser liberados en zonas silvestres. A pesar de sus esfuerzos, la sobrevivencia del  lobo gris mexicano continúa amenazada por la falta de un plan de recuperación que asegure que liberar a los lobos es suficiente para establecer una población viable.

“El no planear es planear para la derrota,” dijo Maggie Howell, directora ejecutiva del grupo Wolf Conservation Center en Nueva York. “Y para estos icónicos lobos en peligro, la derrota significa la extinción. Este acuerdo representa un paso necesario y más que debido hacia la recuperación del lobo más amenazado de América y la prevención de que ocurra una pérdida irrevocable justo frente a nuestras narices.”

“La educación es un componente clave para la recuperación de una especie, especialmente para un animal que históricamente ha sido mal entendido y mal representado. De igual importancia es tener un plan de recuperación al día para las especies en las zonas silvestres,” dijo Virginia Busch, directora ejecutiva del grupo Endangered Wolf Center en St. Louis, Missouri.  “La variabilidad genética que las organizaciones como el Endangered Wolf Center tienen acerca de nuestra población de lobos es inmensamente valiosa para las oportunidades de liberación e interadopción en la naturaleza. Nos agrada escuchar que el Servicio está tomando un rol activo en desarrollar un plan de recuperación a un plazo adecuado.”

RECURSOS PARA REPORTEROS:
Información sobre el lobo mexicano y fotos para los medios: Earthjustice.org/lobo
Leer el documento de conciliación:http://earthjustice.org/documents/legal-document/settlement-court-settlement-provides-hope-for-mexican-gray-wolves-0

INFORMACIÓN: El lobo mexicano (Canis lupus baileyi)—el “lobo” de las leyendas del suroeste—constituye el linaje más distinto genéticamente de todos los lobos en el hemisferio occidental y uno de los animales más amenazados en Norteamérica. A mediados de los 1980s, la caza, captura y el envenenamiento causó la extinción de los lobos en las zonas naturales, dejando solo unos cuantos en cautiverio. En 1998 los lobos fueron reintroducidos a las zonas naturales como parte de un programa federal bajo la Ley de Especies en Peligro.  Hoy en Estados Unidos, existe una sola población salvaje en el área de Blue Range en Arizona y Nuevo México que sólo incluye 97 individuos, todos descendientes de solamente siete fundadores de un programa de cría en cautiverio. Estos lobos están amenazados por matanzas ilegales, la expulsión legal debido a conflictos con el ganado, y falta de diversidad genética. La intolerancia excesiva y las matanzas ilegales, al igual que la baja tasa de sobrevivencia de los cachorros, hicieron que la población se redujera de 110 a 97 individuos el año pasado.

El Servicio nunca escribió, ni implementó un plan de recuperación para el lobo gris mexicano que fuera  jurídicamente vinculante. El equipo de recuperación más reciente ha hecho un trabajo extensivo y rigoroso para determinar que se necesita hacer para salvar al lobo gris mexicano. Los científicos de recuperación estuvieron de acuerdo que para poder sobrevivir, los lobos requieren el establecimiento de al menos tres poblaciones vinculadas. Existen hábitats capaces de apoyar a las otras dos poblaciones en la eco-región del Gran Cañón y el norte de Nuevo México/sur de Colorado. El equipo de recuperación redactó un plan que requiere establecer tres poblaciones de lobos grises mexicanos que estén interconectadas, que sumen por lo menos a 750 animales en estas áreas, pero el plan nunca se ha concluído.

El acuerdo de hoy requiere que el Servicio complete un plan valido de recuperación para noviembre 2017 y requiere revisión del plan de recuperación para asegurar su integridad científica. El acuerdo se ha presentado ante un juez federal supervisando el caso, quien debe aprobarlo antes de que el acuerdo se haga obligatorio para ambas partes. 

Qué es Earthjustice

Earthjustice, fundada en 1971, es la principal organización legal que trabaja en defensa del medio ambiente con fines no lucrativos. Defendemos los casos más emblemáticos por todo el país para crear precedentes legales y usamos el poder de las leyes y la fortaleza de las alianzas para proteger la salud del público en general; preservar los paisajes naturales y la vida silvestre; abogar por el uso de energéticos limpios; y para combatir el cambio climático. Nos hemos asociado con miles de grupos, partidarios, individuos y comunidades en general y nos hemos comprometido a luchar contra los problemas ambientales de nuestro tiempo y así poder lograr un cambio positivo. Estamos aquí porque la Tierra necesita un buen abogado en defensor.