Skip to main content

Centros de detención migrantes en Texas bajo la lupa por contaminación tóxica

Las bases militares que serán centro de detención son conocidas por albergar contaminantes químicos y radioactivos
Vallarie Enriquez / Getty Images
August 8, 2018
Washington, D.C. —

A través de una solicitud de transparencia, organizaciones de salud, medio ambiente y trabajo representadas por Earthjustice le están exigiendo al gobierno hacer públicas las locaciones exactas de los albergues para familias migrantes en Texas que se construyen en bases militares conocidas por sus amenazas tóxicas. Recibida hoy por las autoridades, la solicitud hecha por medio de la Ley del Derecho a la Información (FOIA, por sus siglas en inglés) sucede mientras la Administración Trump construye a toda velocidad distintos centros de detención para migrantes en Fort Bliss, El Paso, y en la Base de la Fuerza Aérea, Goodfellow, en San Angelo.

Además de separar familias, la política migratoria de “cero tolerancia” de Trump ha obligado a construir más albergues para migrantes en la frontera. Por ahora, el ejército es quien proporciona los espacios extras. Pero Fort Bliss está plagado de contaminantes tóxicos radiológicos y sustancias químicas peligrosas, incluidos metales pesados y compuestos orgánicos volátiles debido a la quema de municiones, municiones sin estallar y vertederos.

La base también podría tener restos de compuestos polifluorados llamados PFAS provenientes de las espumas utilizadas para apagar incendios durante entrenamientos. También tiene sitios Superfund, que son vertederos contaminados que requieren una respuesta a largo plazo para limpiar la contaminación de materiales peligrosos. En la Base de la Fuerza Aérea Goodfellow, el área donde se construirán las tiendas de campaña está directamente sobre un antiguo campo de tiro y adyacente a un vertedero sin cubierta. La exposición los químicos tóxicos de estos sitios puede causar cáncer, daño neurológico, daño en el desarrollo y muchas otras enfermedades.

“Encarcelar a familias enteras de migrantes en tiendas de campaña y bases militares como Fort Bliss es una horrible y peligrosa idea”, dijo Lisa Evans, abogada de Earthjustice. “Las familias podrían ser expuestas a radiación, químicos tóxicos, municiones sin usar, agua contaminada y muchos otros peligros para la salud. Ninguna persona que huye de condiciones desesperadas merece estar en una jaula, y mucho menos en una jaula contaminada”.

Pruebas de agua realizadas en 2017 mostraron que ciertos sitios en Fort Bliss tenían cromo y contaminantes radiológicos. El cromo se ha asociado con un mayor riesgo de cánceres del sistema respiratorio. Se sospecha que varios sitios Superfund en la base contienen desechos médicos, baterías de plomo ácido, municiones sin estallar, municiones militares desechadas y componentes de municiones.

“No se puede confiar en la administración Trump, especialmente después de separar familias, mantener a niños en condiciones inhumanas y no cumplir con los plazos legales para reunir a padres e hijos”, dijo Rosemary Martinez, presidente de Sin Fronteras Organizing Project. “Mi padre, un veterano, falleció en 2010 por exponerse al Agente Naranja y a otros químicos tóxicos en Fort Bliss. Lo que está sucediendo en nuestras fronteras es una violación de derechos humanos y ahora niños inocentes continuarán pagando por la ineptitud del gobierno impulsada por el odio”.

La petición FOIA exige también los datos y la correspondencia de ocho diferentes sitios contaminados, incluyendo zonas de almacenamiento para armas nucleares, de tiro, de detonación abierta y vertederos. Además, los grupos quieren saber qué otras bases, además de Fort Bliss y Goodfellow, pueden convertirse en centros de detención de migrantes.

“El público tiene derecho a saber qué está haciendo su gobierno, incluyendo dónde mantendrá a estas familias inocentes y a qué tipo de tóxicos estarán expuestos”, dijo David Baake, abogado del Southwest Environmental Center. “Nuestra comunidad se opone firmemente a la Política de Detención Familiar y no debe ser forzada a colaborar con el sufrimiento de tantos niños y familias, asignando nuevos centros de detención en nuestro patio trasero”.

“Esta administración primero detuvo a familias migrantes en la frontera y encarceló a sus hijos en condiciones inhumanas”, dijo Laura M. Esquivel de la Federación Hispana. “Ahora podría mantener a familias enteras en cuarteles militares tóxicos, como Fort Bliss. No permitiremos que esto suceda”.

“Es horrible que las pocas familias latinas reunidas estén expuestas a la radioactividad por municiones sin estallar y años de entrenamiento con armas de fuego”, dijo Elena Rios, MD, presidenta y directora general de la Asociación Médica Nacional Hispana. “En Fort Bliss, todavía hay toxinas presentes en vertederos, lo que significa que familias de inmigrantes con niños podrían verse expuestas a toxicidad relacionada con el cáncer y defectos de desarrollo”.

“Nuestra nación necesita inversiones en infraestructura y escuelas, no necesita centros de detención destinados a separar familias. Construir estos edificios con el propósito de mantener cautivos a los inmigrantes y al mismo tiempo posiblemente poner en peligro su salud es inexcusable, asimismo, es una acción dirigida a atacar a nuestra comunidad”, dijo Héctor Sánchez, del Consejo Laboral para el Avance de América Latina. “No nos mantendremos al margen ya que esta administración divide a nuestras familias y perjudica a nuestras comunidades. Lucharemos contra estas atrocidades”.

“Es impactante, pero desafortunadamente no sorprendente que esta administración podría estar a punto de detener a familias con niños junto a vertederos tóxicos y campos de tiro radiactivos”, dijo Mark Magaña, de GreenLatinos. “Pero esto no debe suceder. El riesgo de envenenamiento de familias y niños luego de que la Administración Trump desgarró a familias es inexcusable”.

La petición FOIA se presentó a nombre de la Federación Hispana, Asociación Médica Nacional Hispana, El Consejo Sindical para el Avance del Trabajador Latinoamericano, Southwest Environmental Center, GreenLatinos y Alianza Nacional de Campesinas.

Press release in English.

Preguntas de prensa

Alejandro Dávila, estratega de medios bilingüe de Earthjustice, (202) 745-5229

Rosemary Martinez, presidente de Sin Fronteras Organizing Project, (915) 867-2194

David Baake, abogado de Southwest Environmental Center, (575) 343-2782 

Laura M. Esquivel, Federación Hispana, (202) 899-8608

Elena Rios MD, Asociación Médica Nacional Hispana, (202) 628-5895

Andrea Arenas, Consejo Sindical para el Avance del Trabajador Latinoamericano, (202) 508-6989

Amanda Aguirre, GreenLatinos, (281) 814-4627

Overruling Trump: 103 lawsuits filed against the Trump administration.

Qué es Earthjustice

Earthjustice, fundada en 1971, es la principal organización legal que trabaja en defensa del medio ambiente con fines no lucrativos. Defendemos los casos más emblemáticos por todo el país para crear precedentes legales y usamos el poder de las leyes y la fortaleza de las alianzas para proteger la salud del público en general; preservar los paisajes naturales y la vida silvestre; abogar por el uso de energéticos limpios; y para combatir el cambio climático. Nos hemos asociado con miles de grupos, partidarios, individuos y comunidades en general y nos hemos comprometido a luchar contra los problemas ambientales de nuestro tiempo y así poder lograr un cambio positivo. Estamos aquí porque la Tierra necesita un buen abogado en defensor.